Público
Público

Diabetes materna aumenta riesgo de defectos congénitos en hijos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

La embarazadas con diabetestienen alto riesgo de dar a luz un bebé con defectos congénitosmúltiples, confirmó un nuevo estudio.

"Quizás de todas las exposiciones y las condicionesmaternas que estarían asociadas con los defectos congénitos, ladiabetes es la que tiene la asociación más sólida", dijo aReuters Health el autor principal del estudio, el doctor AdolfoCorrea, de los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades (CDC), en Atlanta.

Esto es especialmente preocupante, agregó el autor, dada lapresente epidemia de diabetes tipo 2 sin signos de retrocederen el corto plazo.

La diabetes materna tipo 1 o 2 es un factor de riesgo demalformaciones congénitas en el corazón, el cerebro, la médulaespinal y el sistema musculoesquelético, precisó el equipo.

Pero los estudios previos demostraron que las mujeresdiabéticas con un buen control de la glucosa en sangre duranteel embarazo no son más propensas a tener un bebé conmalformaciones que las no diabéticas.

La diabetes gestacional, que aparece por primera vezdurante el embarazo, también está asociada con los defectoscongénitos, destacó el equipo, pero se desconoce si eso ocurreporque esas mujeres ya tenían diabetes sin diagnosticar.

Para comprender mejor cómo esas malformaciones serelacionan con la diabetes previa al embarazo y la diabetesgestacional, el equipo estudió a las madres de 13.030 bebés condefectos congénitos y a las madres de 4.895 niños sinmalformaciones.

El equipo investigó los factores de riesgo de 39malformaciones distintas en el corazón, los labios, el paladary las extremidades.

Los investigadores hallaron que las mujeres con diabetesantes de quedar embarazadas tenían el triple de riesgo de tenerun bebé con uno o más defectos congénitos. Esa asociación sefortaleció en bebés con varias malformaciones.

Las mujeres con diabetes gestacional eran un 42 por cientomás propensas a tener un bebé con una sola malformación y un 50por ciento más riesgo de tener un niño con defectos múltiples,aunque esa relación se limitó a mujeres con sobrepeso uobesidad.

Esto sugiere, dijo Correa, que las mujeres con sobrepeso ydiabetes gestacional quizás eran diabéticas antes de quedarembarazadas.

Es poco probable que la diabetes que aparece sólo en lagestación estuviera relacionada con las malformacionescongénitas, agregó, porque ocurriría hacia el final delembarazo, cuando los sistemas orgánicos fetales ya estánformados.

Más de la mitad de los embarazos de las mujeres diabéticasno son planificados y las que no están planificando quedarembarazadas suelen controlar menos el nivel de glucosa ensangre.

El autor sugirió que todas las mujeres con diabetes en edadreproductiva deben hablar con su médico para ingresar a unprograma de atención de la salud reproductiva y consumir 400microgramos de ácido fólico por día. Este nutriente previenelas malformaciones congénitas en la médula y el cerebro.

Con todo, "existen muchas mujeres con diabetes que tienenbebés normales, en especial porque mantienen bien controlada laglucosa en sangre", agregó el autor.

FUENTE: American Journal of Obstetrics & Gynecology,septiembre del 2008