Público
Público

Muchos diabéticos dudarían de los beneficios de la medicación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Muchas personas con diabetestipo 2 serían escépticas sobre la seguridad y eficacia de sumedicación, especialmente los afroamericanos, indicó un nuevoestudio.

Además, según hallaron los investigadores, losparticipantes en el estudio con mayores preocupaciones sobre laseguridad tendían a utilizar menos las recetas de medicinaspara el control de la glucemia y la presión arterial, lo quepodría aumentar el riesgo de complicaciones de la diabetes.

Los resultados indican que los médicos podrían hacerlomejor al hablar de los beneficios y riesgos de losmedicamentos, informaron los investigadores en la revistaDiabetes Care.

Por su parte, los pacientes deberían trasladar a su médicotodas sus preocupaciones sobre los posibles efectos colateralesde los fármacos, dijo a Reuters Health el investigadorprincipal, el doctor James E. Aikens.

"Si no lo hacen, el médico a menudo dará por supuesto quetodo está saliendo bien, mientras que el paciente tiene lasensación de que el médico puede estar ocultándoleinformación", explicó Aikens, de la University of Michigan enAnn Arbor.

Los hallazgos se basaron en encuestas de 806 pacientesdiabéticos, muchos de los cuales eran de bajos ingresos. Más dela mitad eran afroamericanos.

En general, halló el equipo, muchos pacientes estabanpreocupados por la necesidad o la seguridad de su medicaciónpara controlar la glucemia o la presión arterial alta. Era másprobable que los pacientes negros tuviesen más preocupacionespor la seguridad que los pacientes blancos.

El estudio también halló que hasta la mitad de lospacientes utilizaban de menos al menos uno de sus medicamentos.Eso a menudo se debía al costo, pero los pacientes que estabanpreocupados por la seguridad de la medicación también teníanuna mayor probabilidad de saltarse dosis.

Mientras que dichas preocupaciones eran más comunes entrelos afroamericanos, también se observaban más a menudo entrelos pacientes que estaban descontentos con la información quehabían recibido de su médico, independientemente de la raza.

Eso indica que una mejor comunicación podría disminuir laspreocupaciones de algunos pacientes y posiblemente aumentar elseguimiento del tratamiento, dijeron los investigadores.

Aikens sugirió que los pacientes diabéticos "pusiesen estoen marcha" llevando una lista de sus preguntas sobre eltratamiento a sus citas médicas y expresando claramente suspreocupaciones al comienzo de la consulta.

FUENTE: Diabetes Care, Enero del 2009