Público
Público

El diálogo entre Gobierno y oposición se enfría en Bolivia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La negociación para superar la crisis política y pacificar Bolivia se estancó el domingo, tras negarse losprefectos opositores a firmar un acuerdo general y la insistencia del Gobierno para hacerlo pronto alegando una dilación que pone en riesgo elproceso.

A la dificultad para avanzar en la búsqueda de una solución inmediata se sumó la presión de líderes campesinos y sindicales de intensificarel bloqueo a la ciudad de Santa Cruz.

En la cuarta jornada del diálogo para poner fin a la crisis política que ha polarizado Bolivia y dejado al empobrecido país al borde del caospor las violentas protestas que provocaron 20 muertos, el presidente Evo Morales insistió en la necesidad de firmar un primer acuerdo y pidióflexibilidad a la oposición.

"Mi gran deseo es hoy en la tarde terminar ese diálogo, sobre todo con acuerdos generales que permitan garantizar la autonomía y la nuevaConstitución", dijo el mandatario.

El dirigente indígena buscaba lograr acuerdos antes de viajar el lunes a Nueva York para participar en la Asamblea General de NacionesUnidas, pero sus esfuerzos han demostrado ser en vano hasta el momento.

Por otra parte, el prefecto del distrito de Tarija, Mario Cossío, dijo que se debe dar tiempo al proceso de diálogo cumpliendo los plazosacordados inicialmente, de hasta 30 días, y dijo que el Gobierno pretende que el 1 de octubre se convoque al referendo sobre la nuevaConstitución.

El líder opositor sostuvo que el objetivo es impulsar una nueva Constitución, pero advirtió de que se debe esperar que las mesas de diálogoconcluyan su trabajo.

"Hay un plazo de 30 días para discutir los temas del diálogo (...) y no creemos que estemos en condiciones para hoy firmar algo quesignifique la aprobación a ciegas de un texto constitucional", explicó Cossío.

Los líderes campesinos y sindicales que mantienen bloqueos cerca de Santa Cruz, la capital del departamento del mismo nombre que es elmotor económico del país, anunciaron que los intensificarán ante la negativa de la oposición a firmar un acuerdo.

Morales busca un consenso que le permita someter a referendo una nueva Constitución socialista con la que pretende profundizar lanacionalización de la economía, dar más poder a la mayoría indígena, y entregar propiedades de los terratenientes a campesinos pobres, porlo que enfrenta una fuerte resistencia de los distritos opositores del oriente.

La oposición de los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, donde se concentra la mayor riqueza de Bolivia, exige mayorautonomía, la distribución de un impuesto petrolero, y se resiste a una reforma agraria que perjudique a sus terratenientes.*.