Público
Público

Un diario online de EEUU cobra por los comentarios de los internautas

'The Sun Chronicle' exige abonar 99 céntimos con tarjeta de crédito para acabar con el anonimato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El periódico The Sun Chronicle ha decidido cobrar por los comentarios que hagan los internautas en su web para obtener los nombres reales de los usuarios y luchar contra las opiniones anónimas. Queremos conocer su identidad y la forma para hacerlo es a través de esta forma de pago'. Esta declaración corresponde al editor de The Sun Chronicle, Oreste D'Arconte quien explicó ayer a Público cómo este periódico de información local que se difunde en Massachusetts ha iniciado una cruzada contra los trols, es decir, aquellos usuarios que buscan provocar a otros lectores y generar controversia en la red.

Así, desde el pasado miércoles, cualquier lector que quiera realizar un comentario en alguna de sus noticias deberá hacer un único pago de 99 céntimos de dólar y, además, mediante una tarjeta de crédito. Sin embargo, D'Arconte indicó, a través de una conversación telefónica, que en ningún caso el objetivo de esta iniciativa es encontrar una nueva fuente de financiación para el periódico.

La nueva política de The Sun Chronicle surgió, según D'Arconte, por la proliferación en la web de comentarios 'fuera de lugar'. 'Nosotros no teníamos a nadie todo el día controlando los comentarios en internet, pero nuestros editores querían que alguien se encargara de filtrarlos. Sin embargo, al final resultó que con esta operación se perdía mucho tiempo, ya que o bien se dedicaban básicamente a supervisarlos, o a editarlos para que no resultaran ofensivos', indicó el editor, que se muestra favorable a la pérdida del anonimato en internet.

Ante este panorama, el grupo United Communicatios Corporation decidió poner en marcha esta medida, que próximamente adoptarán los semanarios The Foxboro Reporter y Silver City Bulletin. Para D'Arconte, esta fórmula facilita el trabajo de los profesionales y supone un freno para aquellos usuarios que manifiestan opiniones más que polémicas. 'Esta política es la mejor para acabar con las intervenciones inapropiadas, a pesar de que hay mucha gente que desconfía de facilitar sus datos a través de una tarjeta de crédito', explicó.

El primer intento de filtrar las intervenciones incómodas fue obligar a los lectores a registrarse. Sin embargo, esta opción no funcionó. 'Nosotros sólo tenemos 15 personas registradas y no realizan comentarios acertados, incluso algunos de ellos escriben hasta tres por día, parece que no tienen nada mejor que hacer', se queja D'Arconte, quien se muestra orgulloso de representar al primer diario de papel que se lanza al cobro por opinar. El pasado abril, optaron por eliminar la posibilidad de comentar, para poder reflexionar durante un tiempo sobre la política que iban a adoptar y que ha culminado en el cobro con tarjeta.

Esta postura dista mucho de la expresada por Eva Galperin en el blog de Electronic Frontier Foundation una empresa sin ánimo de lucro dedicada a preservar la libertad de expresión, donde escribió que el anonimato permite a los individuos 'expresarse abiertamente'. Por su parte, Juan Varela, periodista y autor del blog Periodistas 21, muestra sus reservas a la implantación de este tipo de medidas en España. 'Es una de las formas que existen para avanzar en un modelo Premium y crear una comunidad de calidad', concluye.