Público
Público

Díaz Ferrán afronta el riesgo de otro embargo por Marsans

Los supervisores judiciales ven indicios de culpabilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presión del embargo vuelve a rondar al aún presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y a su socio, Gonzalo Pascual. Los administradores concursales (supervisores judiciales) de Viajes Marsans, en suspensión de pagos desde junio, ven indicios de que los gestores de la empresa pueden ser culpables de haber provocado o agravado la insolvencia de la empresa. Esto abre la vía para que el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid pida el embargo de bienes a los antiguos dueños, Díaz Ferrán y Pascual.

Es lo que el juez tiene que valorar ahora tras recibir el escrito de los administradores concursales. En él, señalan que consideran 'probable' que Marsans vulnerara el plazo de dos meses desde que cayó en la insolvencia para presentar la suspensión de pagos. Y añaden que 'las circunstancias avalan que la solicitud de concurso voluntario de Marsans' también es 'presuntamente provocadora de culpabilidad del concurso'.

Esto último significa que los gestores pueden ser culpables de la insolvencia de la compañía o de su agravamiento. Aunque en junio Díaz Ferrán y Pascual traspasaron Marsans y casi todo su imperio al especialista en quiebras Ángel de Cabo, la ley marca que los gestores anteriores pueden ser responsables. Aunque los supervisores no han pedido un embargo preventivo, el juez puede decidirlo.

No sería el primero que afrontan Díaz Ferrán y Pascual. El 3 de agosto, el Juzgado número 8 de lo Mercantil hizo caso a los administradores concursales de Air Comet y decretó embargar 37,6 millones a los empresarios, al hijo de Díaz Ferrán y a otro administrador. La razón: también había indicios de que la gestión del presidente de la CEOE y su socio hubiera generado o acelerado la insolvencia de la empresa.

Sin embargo, el escrito de los supervisores de Marsans destaca que ese embargo 'ha resultado por el momento infructuoso'. Además, los administradores concursales pedirán anular operaciones y puede peligrar el crédito de 30 millones otorgado por la banca a los empresarios.

Otro riesgo para Díaz Ferrán es que NH Hoteles ha pedido a un juez que obligue al empresario a suspender pagos como persona física por una deuda con este grupo, como ya hizo Pullmantur.

Por otro lado, el ayuntamiento de Alberto Ruiz-Gallardón ha contestado a una pregunta de Izquierda Unida que no hay ningún problema para que empresas de Díaz Ferrán vuelvan a pujar por los autobuses turísticos de Madrid que dejaron de pagar medio millón al Consistorio, como adelantó Público.