Público
Público

Díaz Ferrán convocará elecciones anticipadas en la CEOE

El 20 de octubre se reunirá el Comité Ejecutivo y la Junta Directiva para ser informados sobre esta decisión.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ha sido necesario un embargo por la aerolínea Aircomet, que su imperio se resquebrajase,  que haya pulverizado 3.000 empleos en menos de un año pese a mantener jugosos sueldos en plena crisis, que la imagen del empresario español haya quedado vapuleada por quien supuestamente los representa y que las voces críticas hayan ido en aumento mes a mes, al mismo ritmo que se desvelaban nuevos agujeros en su gestión empresarial, para que Gerardo Díaz Ferrán, máximo representante de los empresarios españoles, haya cedido hasta el punto de convocar elecciones anticipadas en CEOE.

Díaz Ferrán ha cedido por fin y ha comunicado este lunes a los vicepresidentes de la organización que convocará elecciones anticipadas a la presidencia de la patronal.

El presidente de los empresarios se convierte de esta forma en el primero que abre un proceso democrático en el seno de la patronal, donde no ha habido presidente que no saliera elegido tras ser apuntado previamente por un dedo con poder.

Según ha confirmado CEOE en una nota de prensa, el 20 de octubre se reunirá el Comité Ejecutivo y la Junta Directiva para ser informados sobre esta decisión. Será en esta fecha cuando Gerardo Díaz Ferrán les informará de su decisión de realizar la convocatoria electoral y las circunstancias de la misma en función de los Estatutos.

Los estatutos de la organización establecen que la convocatoria de elecciones debe ser comunicada con al menos dos meses de antelación a su celebración. Por eso no podría fijarse antes del 20 de diciembre. Todo apunta a que se demoraría hasta, por lo menos, enero de 2011.

Durante la reunión, los vicepresidentes 'han expresado unánimemente su valoración muy positiva de la presidencia de Díaz Ferrán en CEOE', afirma la nota, en la que, se asegura, se han resaltado 'la transparencia de su gestión, la modernización introducida en la Confederación y su labor para ampliar la representatividad de la misma y su grado de apertura en la toma de decisiones, así como la participación de todos sus miembros'.

Durante los últimos meses, el liderazgo de Díaz Ferrán ha sido permanentemente cuestionado. El Instituto de Empresa Familiar (IEF), que agrupa a cien empresas como Acciona, Mango o Barceló, todas representadas en la CEOE, solicitó a Díaz Ferrán que dejara su cargo a través de su entonces presidente, Simón Pedro Barceló. Díaz Ferrán lo tomó como una 'sugerencia', no como reclamación, y se negó.

Confemetal, la poderosa organización del sector del automóvil, bienes de equipo o telecomunicaciones, pidió en mayo al jefe de la CEOE su dimisión 'a la mayor brevedad'. Su presidente, Carlos Pérez de Bricio, sonó como candidato. Además, grandes compañías españolas de sectores como construcción, turismo o ‘telecos' son las que más se oponen a que Díaz Ferrán continúe representándolas.

El Instituto de la Empresa Familiar (IEF), la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) o la Asociaciones de Agencias de Viajes (Feaav) también han reclamado su salida.

1. Un 'paréntesis' en el libre mercado

Las primeras sacudidas de la crisis llevaron al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, a pedir en septiembre de 2008 'un paréntesis en la economía del libre mercado' y solicitar la intervención del Gobierno con 'medidas excepcionales'. Díaz Ferrán dijo entonces que las medidas del Gobierno eran 'insuficientes' y apenas cubrían las necesidades de los empresarios. Además del intervencionismo, el empresario pidió 'más liberalización, más privatizaciones y externalizar la gestión en servicios públicos'.

2. Aerolíneas Argentinas

A finales de 2008, el Gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner expropió Aerolíneas Argentinas al grupo Marsans, propiedad de Gerardo Díaz Ferrán y de su socio Gonzalo Pascual, por haber dilapidado el dinero que les había sido entregado para reflotarla (995 millones de euros) y dejar a la compañía en una situación económica muy delicada. Air Comet, también propiedad del líder de la patronal, recompró Aerolíneas por un dólar. Argentina y Marsans se enzarzaron en un pleito en el que Díaz Ferrán fue acusado de presunto fraude fiscal.

3. Air Comet

La aerolínea acumulaba una deuda de más cien millones de euros y debía a sus empleados más de siete millones. Finalmente, a finales de diciembre de 2009, un juzgado de Londres ordenó el cese de actividad de Air Comet debido a la deuda de 17 millones de euros contraída con el banco alemán Nord Bank. La aerolínea paralizó su actividad en plenas Navidades y dejó en tierra a miles de pasajeros que habían comprado sus billetes. Además, la compañía de Díaz Ferrán debía varias nóminas a los cerca de 700 trabajadores. El empresario también incurrió en impagos a la Seguridad Social y dejó de pagar nóminas de varios meses en otra de sus empresas, Newco, dedicada a dar servicios en aeropuertos.

4. Seguros Mercurio

El Ministerio de Economía decidió el pasado marzo disolver la aseguradora del grupo Marsans, Seguros Mercurio, 'ante la grave situación patrimonial y de liquidez de la compañía'. El objetivo fue evitar 'una posible desconfianza entre los asegurados y beneficiarios respecto de la satisfacción de sus derechos'. Los datos de tesorería de la compañía reflejaban que, de no proceder a su disolución, la entidad podría incumplir sus compromisos de pago en las siguientes semanas.

5. Viajes Marsans

El pasado junio, un juzgado declaró en concurso de acreedores forzoso a Viajes Marsans, después de la petición de 21 acreedores. La gestión de la compañía quedó en manos de la sociedad Posibilitum, que se hizo con el 100% de Marsans. La suspensión de pagos se hizo ya inevitable semanas antes, cuando la organización de aerolíneas IATA prohibió a Marsans vender billetes de avión por dudar de su solvencia. Los nuevos dueños de la agencia han presentado un ERE que afecta a 947 trabajadores, al 65% de la plantilla.