Público
Público

Díaz Ferrán critica que el Gobierno quiera penalizar la temporalidad

El presidente de la CEOE cree que la propuesta del Gobierno de limitar a dos años como máximo los contratos temporales es "totalmente desacertada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, pone sus cartas sobre la mesa antes de que el Gobierno presente su propuesta oficial sobre la reforma laboral al advertir de que penalizar la contratación temporal es 'ir en contra de la creación de empleo' y al considerar las medidas propuestas por el Gobierno en ese sentido como 'totalmente desacertadas'.

La propuesta del Gobierno limita a dos años como máximo los contratos temporales de obra o servicio, aunque deja en manos de la negociación colectiva la posibilidad de ampliarlos hasta doce meses más. Asimismo, se endurecen las condiciones para el encadenamiento de contratos temporales y se eleva de ocho a doce días la indemnización que recibe el trabajador a la finalización del contrato temporal.

Díaz Ferrán, en declaraciones a RNE, ha asegurado que para luchar contra la dualidad del mercado laboral no hay que penalizar los contratos temporales, ya que muchos sectores de la economía española los necesitan, sino hacer más atractivo el contrato indefinido, situando su indemnización por despido en la media europea, que es de 20 días por año trabajado.

'Penalizar los contratos temporales es ir en contra de la creación de empleo y mucho más en estos años en los que lo que hay que hacer es que se contrate y baje el desempleo', señaló. El dirigente empresarial afirmó que su organización 'renunció' a varias de sus demandas durante la fallida negociación de la reforma laboral, entre ellas la rebaja de cotizaciones sociales, y frente a ello, consideró 'inmovilista' la posición de los sindicatos, 'que no han recorrido nada', lo que ha hecho imposible el acuerdo.

En cualquier caso, afirmó que, para los empresarios, no se trataba de aproximar posturas entre las partes, sino de hacer una reforma laboral 'profunda y seria', que traslade confianza a los mercados y sirva para contratar.

'No se trataba de hacer aproximaciones, eso no sirve para nada. Los empresarios lo que queremos es un marco laboral que permita contratar. No tenemos ningún interés en despedir', manifestó.