Público
Público

Díaz Ferrán dejó un agujero de 373 millones en Marsans

El presidente de la CEOE y su socio vendieron un grupo que debía 671 millones y cuyas propiedades sólo valen 298 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo turístico Marsans, que fue propiedad del todavía presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y su socio Gonzalo Pascual hasta que lo vendieron a un liquidador de empresas hace unos meses, tiene un agujero patrimonial (o diferencia entre lo que debe y lo que valen todas sus propiedades) de 373 millones de euros. Así lo han determinado los administradores judiciales nombrados en el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) en que se encuentra inmerso el grupo, según un comunicado hecho público ayer por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

El informe provisional de la administración concursal, recibido ayer por el Juzgado de lo Mercantil número 12, incluye el déficit patrimonial de Viajes Marsans, Viajes Crisol, Tiempo Libre y Rural Tours Viajes. En el comunicado se recuerda que los concursos no incluyen los créditos contra la masa, es decir, las deudas contraídas después de la declaración del propio concurso.

La cuantía mayor del grupo corresponde a Viajes Marsans, que acumula una deuda de 552 millones y sólo tiene activos por valor de 281 millones para afrontarla, es decir, 271 millones de diferencia. Los administradores concursales establecen en 11.409 el número de acreedores o personas físicas y jurídicas con las que Marsans mantiene pendiente dicha deuda. Tiempo Libre acumula un déficit de 61,25 millones, provocado por un pasivo de 78 millones frente a un activo de 16,75 millones. El número de acreedores asciende en su caso a 2.768.

Viajes Crisol debe 25 millones de euros, pese a contar con activos por tan solo 610.000 euros, alcanzando un déficit de 24,39 millones que afectará a buena parte de sus 2.136 acreedores. Otra diferencia de bulto es la de Rural Tours que, pese a contar con activos por tan solo 89.000 euros, alcanzó una deuda de 16 millones, por lo que su déficit llega a los 15,11 millones.

El juzgado trasladará ahora el informe de la administración concursal a las partes personadas y lo publicará en el BOE en los próximos días. A partir de la comunicación, quedará abierto un plazo de diez días para impugnar el citado informe. 'Una vez resueltas las impugnaciones, cuya tramitación se prevé larga, se presentará el informe definitivo', explica el comunicado del tribunal.

Marsans intentó el pasado 10 de junio que el concurso de acreedores fuera decretado con carácter voluntario, coincidiendo con la venta, por 600 millones de euros, del 100% del grupo a la sociedad Posibilitum Business, del empresario Ángel del Cabo, incluidos los pasivos de las compañías adquiridas.

El concurso voluntario permite a los propietarios de una compañía seguir gestionándola y les mantiene el poder de vender los activos o filiales que quieran. A los pocos días de la venta, Posibilitum informaba de su intención de deshacerse del 71% de la plantilla de Viajes Marsans, entre 600 y 900 empleados, así como de vender Crisol, Newco y los hoteles de Hotetur.

Sin embargo, la Justicia optó por el concurso necesario en respuesta a las peticiones, previas a la de los propietarios de Marsans, que habían efectuado Ricoh España, Europcar, Florazar, Nereida Mediterránea, Hotel Villagadea Altea, Avis y la cadena de hoteles H10. La jueza Ana María Gallego decidió en un primer momento mantener la gestión del grupo en manos de los propietarios ante la dificultad que consideraba podía tener llevar el día a día de empresas como Viajes Marsans, con 550 agencias de viajes. Sin embargo, finalmente dio marcha atrás en sus intenciones y quitó a los dueños también la gestión.

Hace algo más de un mes, decretó el embargo de bienes por valor de 417,4 millones de euros a los antiguos propietarios del grupo (Díaz Ferrán y Pascual) y a los nuevos dueños, con el objetivo de cubrir el agujero patrimonial.

Ni Díaz Ferrán ni Pascual están ya habilitados para gestionar su propio patrimonio personal, ya que la Justicia (juzgados número 5 y número 9 de Madrid, respectivamente) también los ha declarado a ambos en concurso necesario de acreedores.
Situación en la CEOE

La maraña judicial en la que está enganchado Díaz Ferrán por la gestión de su malogrado grupo empresarial no ha evitado que, a día de hoy, siga siendo presidente de la patronal que quiere representar a todos los empresarios, la CEOE. Esta se encuentra inmersa en un proceso electoral para sustituirlo que se inició tras una revolución en la sombra de los 21 vicepresidentes que él mismo nombró. Las elecciones se celebran el próximo día 21 de diciembre y Juan Rosell, presidente de la catalana Foment del Trebal, parece de momento el favorito.