Público
Público

Díaz Ferrán, imputado por desviar 4,4 millones de Marsans

Pedraz le cita a declarar junto a su socio y al número dos del actual propietario de la entidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ya hay fecha para que el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán declare ante el juez como imputado por un delito continuado de apropiación indebida que habría cometido mediante el desvío a sociedades suyas o de los dos otros imputados de los depósitos pagados por los clientes de Viajes Marsans. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz admitió ayer la querella presentada por la Fiscalía y ha señalado para el día 22 la declaración de Díaz Ferrán.

Su socio Gonzalo Pascual será el primero en comparecer ante el juez. Su declaración como imputado está prevista para el día 21, mientras que la de Iván Manuel Losada, administrador único de Teinver y número dos del actual propietario de Marsans, Ángel de Cabo, se realizará el 23.

Se modificaron los estatutos para que ellos fueran los administradores

El juez también cita a declarar el 8 de marzo como testigos al ex subdirector general corporativo de Viajes Marsans Vicente Muñoz Pérez y a la antigua responsable de auditoría interna de la empresa Rosario Gil López. También solicita al Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid que le envíe una copia del informe definitivo redactado por los administradores de Viajes Marsans.

La querella fiscal, adelantada por Público, cifraba el importe de los pagos realizados por los clientes de Marsans que no fueron devueltos en 4.429.056 euros, y afirmaba haber identificado a 4.706 perjudicados al menos.

Se trata de los clientes de Viajes Marsans, que llegó a contar con unas 800 sucursales en España y en Portugal. Junto con sus filiales Tiempo Libre, Rural Tours y Viajes Crisol, comercializaba viajes y servicios de transporte y alojamiento. El cliente que contrataba los servicios abonaba un depósito, que se debía ingresar al mayorista para asegurar el servicio.

El magistrado tiene en cuenta los 4.706 perjudicados para abrir la causa

A finales de 2009 se dejó de hacer, y sus proveedores cambiaron las condiciones de pago y empezaron a exigirle que se hiciera dentro de los 30 días anteriores a la fecha de inicio de los servicios contratados. Los responsables de Marsans en vez de pagar esos servicios comprometidos, 'los destinaron a fines ajenos a la actividad del grupo'.

El 15 de enero de 2010 se modificaron los estatutos sociales de la sociedad para que el órgano de administración quedara únicamente en manos de Díaz Ferrán y Pascual. Cuando la compañía fue vendida a Posibilitumm Business, la empresa de Ángel de Cabo, conocido como liquidador de compañías, los estatutos volvieron a ser modificados para que el administrador único fuera Teinver, representada por Losada.

Cinco cheques por 500.000 euros fueron a empresas ajenas al grupo

El fiscal cifra en un 62% los clientes que perdieron la señal o el importe total del viaje que habían contratado, porque para poder disfrutarlo debían volver a abonarlo.

Según los administradores judiciales, entre el 1 de marzo y el 31 de julio de 2010, las agencias de Marsans tramitaron reservas por las que recibieron un total de 7.560 depósitos de clientes, de los que 4.706 no fueron devueltos.

El 19 de abril de 2010, el grupo envió un correo electrónico a todas las oficinas para que depositaran los ingresos en una cuenta de la sociedad sin actividad Marsans Shopping y que sólo mantuvieran en efectivo un importe máximo de 300 euros.

En dicha cuenta llegó a haber 2.460.921 euros, de los que 1.077.717 se traspasaron a otras sociedades y 1.149.756 se destinaron a la emisión de cheques. Cinco de ellos (cada uno por 100.000 euros) fueron cobrados por empresas ajenas al grupo, vinculadas con su nuevo propietario, Posibilitumm Business. En la contabilidad de Marsans no existen documentos que justifiquen esos pagos.

Díaz Ferrán aseguró a Efe que el dinero se destinó a pagar facturas del grupo.