Público
Público

Díaz Ferrán pierde 65 de los 95 millones que invirtió en SOS

Está atrapado en la empresa hasta marzo por un pacto con su ex presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las inversiones financieras no se le dan bien al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán. En plena etapa de expansión, se dejó convencer para una inversión por el entonces presidente del grupo de alimentación SOS, Jesús Salazar, hoy retirado del cargo y a la espera de juicio por presunto desvío de fondos.

El representante de los empresarios españoles y su socio, Gonzalo Pascual, invirtieron 94,5 millones, a través de la sociedad Teinver, en comprar el 5% de esta empresa.

Hoy, las pérdidas latentes (todavía no consumadas porque no se han vendido las acciones) que les genera esa participación se elevan a 64 millones más casi otro millón de pérdidas reales. Un agujero más en la complicada situación del entramado societario que comparten los dos empresarios.

Díaz Ferrán y Pascual pactaron quedarse en SOS durante tres años

Lo peor es que, aunque quisiera, Díaz Ferrán y su socio no pueden vender esta ruinosa inversión porque firmaron en 2007 un pacto parasocial con Salazar en el que se comprometían a permanecer como accionistas durante tres años.

Esto supone que el jefe de la CEOE está atrapado en esta participación hasta marzo de 2010.

Además, si venden en los doce meses siguientes al próximo marzo, muy probablemente tendrían minusvalías. Y es que el precio acordado con el ex presidente de SOS es 'la cotización media de las 25 sesiones anteriores a la fecha de notificación de Teinver S. A. de su deseo de vender', como consta en el pacto presentado ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En lo que va de año, SOS, en la que ha tenido que tomar el mando Caja Madrid para arreglar el desaguisado, ha perdido más del 80% de su valor.

El pacto entre Díaz Ferrán y Pascual con Salazar sigue vigente y se tiene que cumplir, según los expertos consultados, aunque éste haya sido forzado a dimitir de su puesto por las irregularidades que investiga la Audiencia Nacional. La razón es que se trata de un acuerdo entre accionistas y Salazar aún lo sigue siendo, aunque ya no sea consejero.

En lo que va de año, las acciones del grupo alimentario han bajado un 80%

Aunque no todo han sido sinsabores para el jefe de la CEOE y su socio con el grupo líder de aceite de oliva.

En noviembre del año pasado, vendieron en torno a un 1% de SOS mediante una venta en bloques en la bolsa, a través de un broker no identificado, y lograron 19,35 millones de euros de ingresos.

Pero no tuvieron plusvalías, sino unas minusvalías de casi un millón de euros (900.000 euros), ya que las acciones fueron colocadas a 12,90 euros por título frente a los 13,50 euros que habían pagado al principio. Sin embargo, con la operación, Díaz Ferrán y su socio lograron liquidez inmediata en un momento en el que el negocio turístico de Marsans y de Air Comet comenzaba a flojear por la crisis económica.

No es la primera aventura bursátil del conglomerado turístico del presidente de la CEOE. Ya apostó por invertir en acciones a través de Viajes Marsans, el pulmón financiero de su grupo, y el año pasado duplicó su cartera de títulos hasta situarlo en 89,6 millones de euros. Según los expertos, es una 'cantidad anormal' para una empresa que se dedica al turismo.

Mientras tanto, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) puede dar en breve oxígeno al jefe de la patronal a través de una línea de crédito para aerolíneas en apuros. El jueves se firmó el convenio que faltaba entre el ICO y el Ministerio de Fomento, lo que permitirá a Air Comet, propiedad de Díaz Ferrán y Pascual, pedir ya un préstamo de hasta 50 millones.