Público
Público

Un diccionario amable con el franquismo

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica pide que la RAE modifique su definición "negacionista" del término por una más contundente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El diccionario es amable con el franquismo. Es lo que piensa la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que ha iniciado una campaña para conseguir que la Real Academia Española (RAE) cambie la definición del término que contiene su diccionario por una más contundente.

La RAE 'oculta la naturaleza violenta de la dictadura' 

A juicio de esta organización, su definición 'oculta la naturaleza violenta de la dictadura del general Franco, así como las numerosas violaciones de derechos humanos ocurridas bajo su régimen'.

La ARMH pretende así que el diccionario más consultado en castellano deje de calificar a la dictadura franquista como un régimen de 'tendencia totalitaria' y asuma en su definición que el totalitarismo ejercido por los franquistas fue más que una 'tendencia'.

El diccionario califica al régimen como de 'tendencia' totalitaria

La asociación quiere que en su definición quede reflejada claramente que 'el régimen secuestró las libertades durante cuatro décadas y persiguió a quieenes eran diferentes en ideologías y creencias'. La ARMH señala que el franquismo llevó al Estado español a ser el segundo con mayor número de desaparecidos del mundo, después de Camboya, según los informes de Amnistía Internacional.

La definición de la Real Academia 'recae en el negacionismo y evita calificar al régimen franquista de fascista, contrario a la democracia y explicarlo por su naturaleza violenta, que era mucho más que una tendencia al totalitarismo', concluye la organización.

La ARMH pide la colaboración de los internautas

La ARMH pide a todo el mundo que colabore enviando por correo electrónico una nueva definición, que podrá ser votada por los internautas en su página web.

Una vez que se voten y seleccionen las mejores definiciones enviadas, le serán entregadas al director de la Real Academia, Víctor García de la Concha.