Público
Público

"Si dicen que 250 millones de usuarios no son rentables, que lo sigan diciendo"

Javier Oliván. Responsable del crecimiento internacional de Facebook. Esta red social, convertida en la más popular del mundo, supera los seis millones de perfiles en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Javier Oliván (Jaca, Huesca, 1977) es la cara española de Facebook. Este ingeniero industrial y eléctrico llegó en 2007 a Palo Alto (California, EEUU) para trabajar en las oficinas centrales de la compañía, tras pasar por la Universidad de Stanford. Antes de contratarle, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ya sabía que una de las áreas de mayor importancia para el éxito de esta red social era la adaptación desde la página de su inglés inicial al idioma y las costumbres de los países en los que quisiera estar presente. Oliván llegó para encargarse de esta área, la que probablemente sea la más estratégica de la compañía. Su visión global se dio a conocer públicamente en febrero de 2008, con el lanzamiento de la versión en español, traducida por más de 1.500 usuarios. Actualmente, Facebook está adaptado a más de 60 idiomas, aunque a Oliván no le importa reconocer en esta entrevista telefónica su predilección por la versión española.

¿Cómo empezó a trabajar en Facebook y qué pensó cuando le invitaron a formar parte del proyecto?

Cuando me encontraba estudiando en Stanford, Facebook aún era una red cerrada que sólo se podía utilizar si se tenía una cuenta en universidades americanas. Entonces decidí hacer un proyecto semejante para España y Latinoamérica con unos amigos. A través de un compañero de clase conocí a Mark Zuckerberg y me di cuenta de que el objetivo que tenía Facebook era algo más que hacer un sitio para universitarios, que con esa idea se podía crear una plataforma de comunicación global. Me pareció fascinante.

Facebook ha llegado a los 250 millones de usuarios activos. ¿Podía intuir este crecimiento de la red?

Sí, no tenía dudas de que sería una buena plataforma de comunicación porque en su día ya era algo distinto a lo que otros intentaban hacer. Ya se podía intuir la trayectoria que seguiría Facebook observando cuál había sido su recibimiento cuando estaba sólo en inglés. También es cierto que aún hoy nos sorprendemos de la velocidad a la que crece. A ello ha contribuido la forma que nosotros tenemos de pensar en una red social. Crear los sitios locales adaptados a cada idioma ha sido uno de los elementos que más ha contribuido a su crecimiento.

¿Existe un país que crezca a una velocidad mucho mayor que los demás?

Las regiones que más crecen en este momento son las del sureste asiático, como Indonesia, que ha crecido de un par de cientos de miles de usuarios a más de ocho millones en cuestión de meses. También es llamativo el caso de Canadá, donde uno de cada tres ciudadanos está conectado en Facebook.

En la actualidad, Facebook tiene establecida en 13 años la edad mínima a partir de la cual los menores pueden conectarse a la red social, conforme a la legislación de EEUU, pero en España la edad mínima es de 14 años. ¿Cómo afecta a su relación con la Agencia de Protección de Datos (AEPD)?

Trabajamos muy de cerca con la AEPD. Tenemos reuniones con ellos para conocer cuál es la legislación exacta y hacer los cambios que sean necesarios. No soy especialista en este tema, pero en este caso, creo que se está trabajando para adaptar nuestras condiciones a los países que así lo tengan especificado en su legislación. Nuestra máxima siempre es play by the rules (juega según las reglas).

¿Cómo se puede lograr que los menores de 14 años no accedan a la red?

Si una persona se da alta, miente al aceptar los términos de uso, no tiene prácticamente amigos y nadie reporta que esa persona es un menor, es muy difícil que nosotros podamos detectarlo. Lo que normalmente ocurre es que, incluso mintiendo, hay ciertos parámetros, como observar la edad de los contactos de esa persona, por los que nosotros podemos detectar que alguien es menor de edad, y hay un equipo de personas que observan el contenido. El equipo de control de Facebook reacciona cuando otra persona reporta una actividad que va contra los términos de uso, lo investigan y, en el caso de ser cierto, eliminan ese perfil. También hay algoritmos que detectan actividades anómalas dentro del sitio mediante patrones de conducta. Si, por ejemplo, hay una persona que manda 1.000 mensajes en un día, se está saliendo de la norma, por lo que hay que investigarlo por si se trata de un spammer. En el caso de serlo, se cerraría la cuenta. En definitiva, la seguridad es una combinación de medidas reactivas y proactivas.

Alguien podría pensar que a Facebook no le interesa eliminar perfiles...

Si existe una legislación que prohíbe la entrada de menores, tenemos que respetar la ley y cumplirla.

¿Podría hacer una pequeña radiografía del mapa de Facebook?

Tenemos usuarios en todos los países del mundo, algo que sabemos por los rangos de direcciones IP, pero Facebook está en más de 60 idiomas. De hecho, con menos de 10 idiomas ya se logra cubrir el 95% de la población mundial.

El concepto de privacidad es variable en función de a quién se le pregunte. ¿Qué es lo que entiende Facebook por privacidad?

La privacidad para Facebook tiene dos dimensiones que se resumen en una: el control; dar al usuario las opciones necesarias para que decida con quién comparte qué y la facilidad de uso de esas opciones.

Cuando una persona etiqueta en una foto a otra pero esta no ha dado su permiso para ello, ¿a quién puede recurrir para que esa foto sea eliminada?

En los controles de publicidad puedes seleccionar a priori que no quieres ser etiquetado. Si no lo seleccionas y alguien te etiqueta, aún así puedes borrarte y nadie puede poner tu nombre de nuevo. En el caso de que no quieras que tu imagen aparezca ahí, si esa fotografía no rompe los términos del servicio y si la persona que la ha subido tiene el copyright, nosotros no podemos quitar esa imagen. Se trata de un problema endémico de Internet.

¿Cómo vivió las protestas de los usuarios cuando Facebook cambió las condiciones de uso?

Una de las cosas positivas de Facebook es que recibes una respuesta instantánea. Cuando cambiamos algo que no gusta a los usuarios, estos se enfadan, y eso significa que es un producto que les importa. Cuando cometemos errores, nos movemos rápido para enmendarlos.

¿Controla alguien la tipología de contenidos que se publican en Facebook? (racistas, sexistas, etc.)

Si un usuario se siente insultado o acosado (y esas actividades que comentas van contra las condiciones de uso de la red), tiene que reportarlo a la compañía. Si esos contenidos incumplen las condiciones, se eliminan y se toman medidas contra quien los subió.

¿Y cuánto tiempo puede transcurrir desde que alguien reporta un comentario de este tipo hasta que se elimina?

El tiempo varía dependiendo del momento de la entrada y, aunque no existe un tiempo definido, sí puedo decir que es muy rápido. Ese tipo de quejas entra en el buzón de correo de alta prioridad que recibe un equipo humano, que intentamos que crezca en paralelo al crecimiento del número de usuarios mundial. En este momento se pueden reportar las quejas en más de 10 idiomas distintos.

¿Planean salir a Bolsa?

No comments (Sin comentarios).

¿Qué le diría a los que creen que un gran número de usuarios no siempre va acompañado de altos beneficios?

Nosotros estamos muy contentos de cómo están creciendo los ingresos. Si hay gente por ahí que dice que no se pueden rentabilizar 250 millones de usuarios... Que lo sigan diciendo.

¿Qué le parece la frase 'eres más falso que un amigo de Facebook'?

[Ríe] ¿Quién ha dicho eso? En España la gente siempre es bastante creativa. Inicialmente, en Facebook utilizamos el término friend (amigo) como una conexión. Evidentemente, no todos los amigos de Facebook son amigos íntimos, pero sí estamos conectados en la misma red. No todos los amigos son iguales y, por ejemplo, no todos mis amigos pueden ver todas las fotos que subo, pero sí tenemos una conexión. Eso no es tener falsos amigos, es tener una red.