Público
Público

El dictamen de la comisión de espionaje concluirá que la Comunidad no espió

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El dictamen que aprobará el próximo lunes la Comisión de Investigación sobre la supuesta trama de espionaje en la Comunidad de Madrid concluirá que el Gobierno regional no ha espiado y que, por tanto, no hay "responsabilidades políticas" que puedan derivarse.

Así lo propondrá el PP, que previsiblemente sacará adelante la propuesta gracias a su mayoría absoluta.

Los 'populares' argumentarán en su informe que la comisión ha puesto de manifiesto que la "acusación de espionaje a la Comunidad de Madrid no se sostiene en ninguna de las bases en que se apoyaba".

Estas cuatro bases son: que se haya creado un servicio de espionaje, que el asesor Marcos Peña lo dirigiera, que se presionara a trabajadores de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior para que participaran y -el más importante para el PP- la existencia de los partes de seguimiento.

Según el portavoz del grupo popular, David Pérez, la investigación ha demostrado que "no se ha creado servicio alguno de espionaje y que lo único que hay es una unidad de seguridad que existe desde 1987"; y que ese supuesto servicio de espionaje "no pudo estar dirigido por Marcos Peña, porque se incorporó más tarde" a trabajar en la Comunidad.

El PP también considera probado que "no han existido presiones sobre los trabajadores, porque el propio sindicato UGT lo ha negado de forma tajante".

Respecto a los partes de seguimiento, a su juicio, queda acreditado que son "falsos o carentes de todo rigor" y que, por tanto, tampoco conforman una base suficiente para edificar sobre ellos la acusación de espionaje.

"Lo más importante son los partes. En ellos se ha apoyado esta comisión y han servido al PSOE para atacar a la Comunidad de Madrid, pero se ha puesto de manifiesto que son falsos o carecen del rigor necesario para edificar sobre ellos una acusación tan grave y de tanta envergadura como la que se ha intentado edificar", ha afirmado hoy el portavoz del PP.

El PSOE e IU ya han avanzado que están en "completo desacuerdo" con las conclusiones del PP y que llevarán el lunes a la comisión sus propias propuestas de dictámen, que podrán incorporar en forma de votos particulares.

La portavoz socialista, Maru Menéndez, ha dicho hoy que "no sabe" cuáles serán sus conclusiones, porque su grupo "no tiene un guión prescrito, como lo tiene el PP desde antes de que empezara la Comisión de Investigación".

No obstante, ha avanzado que las informaciones sobre los partes de seguridad y la "verificación" de ellos que han hecho los afectados lleva a su grupo a "pensar que sí ha habido seguimientos y espionaje".

También ha destacado que las "profundas contradicciones de los altos cargos que han comparecido demuestran la existencia de estructuras paralelas de seguridad y de un enorme lío en la Consejería" que dirige Francisco Granados.

Por su parte, la portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, ha explicado que su propuesta de dictamen recogerá la existencia de "casos de espionaje que no han sido aclarados, ni siquiera investigados", y responsabilizará al PP de haber "impedido que se pudieran investigar".

Tanto el PSOE como IU harán constar en sus dictámenes la multitud de "trabas", "vetos", "conflictos", "retrasos" "imposiciones" y "carencias" a las que se han enfrentado para desarrollar su trabajo en la comisión, y subrayarán que el cierre prematuro de la misma es la principal prueba de que el Gobierno regional "tiene mucho que ocultar".