Público
Público

Dieciséis muertos al atacar un joven en un colegio alemán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó el miércoles de "crimen horroroso" el tiroteo en una escuela en el suroeste del país en el que la policía dijo que hubo 16 muertos.

"Es inimaginable que en sólo unos segundos, estudiantes y profesores fueran asesinados, es un crimen horroroso", dijo a los periodistas.

Merkel agregó que sus sentimientos se encuentran con los familiares de las víctimas. "Este es un día de duelo para toda Alemania", afirmó.

Un adolescente de 17 años disparó sin control el miércoles en una escuela en la que había estudiado, causando la muerte de 15 personas antes de fallecer durante un tiroteo posterior con la policía, dijeron las autoridades.

El joven, vestido con ropa negra de combate, entró a las 9:30 de la mañana en el colegio de Winnenden, un pueblo de unos 27.000 habitantes cerca de Stuttgart, y comenzó a disparar.

Nueve estudiantes y tres profesores cayeron abatidos, así como una persona que estaba en una clínica cercana, antes de que el joven huyera con un rehén en un automóvil. Luego murió en un tiroteo con la policía.

Dos transeúntes también perecieron y dos policías resultaron gravemente heridos durante el tiroteo, con lo que la cifra total de fallecidos, incluyendo al joven armado, se elevó a 16 personas.

No quedó claro si el atacante murió de un disparo de los policías o se suicidó, dijo Rainer Köller, portavoz de la fuerza de seguridad del cercano pueblo de Waiblingen.

"He sido presidente de la policía en (el estado de) Baden-Württemberg durante 19 años y no puedo recordar un hecho tan terrible como éste", dijo Erwin Hetger, jefe de policía en este estado del suroeste del país.

Es el tiroteo más reciente que ha estremecido a Alemania en los últimos años, donde ya ha habido varios incidentes parecidos en escuelas.

En 2006 un hombre enmascarado que llevaba explosivos en su cuerpo e iba armado con fusiles abrió fuego en un colegio en el pueblo de Emsdetten, en el oeste del país, causando heridas a por lo menos 11 personas antes de suicidarse.

Cuatro años antes tuvo lugar el peor tiroteo en una escuela, cuando un hombre armado asesinó a 16 personas y se suicidó en un instituto en la ciudad de Erfurt, en el este de Alemania.