Público
Público

Dieciséis muertos en el ataque de un joven en un colegio alemán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un adolescente de 17 años vestido con un traje de combate negro disparó sin control el miércoles en una escuela en la cual había estudiado, dejando 15 personas muertas antes de fallecer durante un enfrentamiento a tiros con la policía.

El joven, identificado por la policía como Tim Kretschmer, entró en el colegio situado en Winnenden, un pueblo de unos 27.000 habitantes cerca de Stuttgart, a alrededor de las 09.30 hora local (08:30 GMT) y comenzó a disparar a estudiantes con una pistola Beretta de 9 milímetros.

Kretschmer mató a nueve estudiantes, ocho de ellos mujeres, y tres profesoras, además de a una persona más que estaba en la puerta de una clínica psiquiátrica frente a la escuela, antes de escapar con un rehén en un coche robado a un supermercado local.

La policía dijo que la mayoría de las víctimas en la escuela habían recibido disparos en la cabeza.

El adolescente murió horas más tarde en un enfrentamiento con la policía en Wendlingen, a unos 30 kilómetros de la escuela, tras causar la muerte a dos hombres en una concesionario.

Con esas muerte, la cifra total de fallecidos, incluyendo al joven armado, se elevó a 16 personas.

No quedó claro si el hombre armado había muerto de un disparo de los policías o se había suicidado.

"Nadie puede entenderlo", dijo Roberto Seifert, que trabaja en un negocio cercano a la escuela. "Puedes verlo en los rostros de la policía también. Todos están impactados. El ánimo está muy decaído aquí", agregó.

La canciller alemana, Angela Merkel, estableció un día de duelo para toda Alemania. "Es inimaginable que en sólo segundos, estudiantes y profesores fueron asesinados, es un crimen horroroso", dijo a periodistas en Berlín.

Alemania tiene estrictas leyes contra el uso de armas y para obtener permiso de portarlas se debe cumplir con criterios de edad y experiencia.

La policía dijo que el adolescente posiblemente había eludido estas restricciones utilizando un arma registrada legalmente a nombre de su padre, quien pertenece a un club de caza y tenía una colección de 15 armas en su casa.

El joven tomó la única arma que no estaba bajo llave y su padre mantenía en su dormitorio. Grandes cantidades de municiones también desaparecieron del hogar de su familia.

ESTUDIANTE MEDIO

Las autoridades de la escuela describieron a Kretschmer como un estudiante sin nada especial con notas medias. Una fotografía de él publicada en la página en Internet del periódico alemán Bild mostraba a un joven de cabello corto, patillas y gafas.

"No hay señales por el momento de ninguna advertencia o sugerencia de que el ataque pudo haber sido previsto", dijo Heribert Rech, ministro del Interior del estado de Baden-Wuerttemberg, en una conferencia de prensa.

"Llama la atención que la mayoría de sus víctimas fueran mujeres", añadió.

Un vecino de 19 años de Kretschmer, quien se identificó como Michael y dijo que solía jugar tenis de mesa con el joven, lo describió como un solitario que tenía una gran colección de películas de horror.

"Esto realmente me sorprende", dijo el vecino, de pie al otro lado de la moderna y blanca casa de la familia Kretschmer. "Nunca había pensado que esto podía ocurrir", añadió.

Probablemente los estudiantes que murieron tenían entre 14 y 16 años, dijo la policía. Ocho murieron inmediatamente y otro falleció más tarde debido a las heridas. Se cree que uno de los estudiantes que falleció era de Kosovo.

La escuela fue evacuada y equipos de rescate, bomberos y equipos de comandos especiales llegaron rápidamente al lugar.

Fue el más reciente tiroteo que ha estremecido a Alemania en los últimos años, donde ha habido varios incidentes parecidos en escuelas.

El tiroteo del miércoles siguió a otro en Estados Unidos el martes, en el cual un hombre armado disparó y mató a 10 personas para luego suicidarse en el sur de Alabama.