Público
Público

Diecisiete tiros de fusil recibió el vehículo en el que murió esposo de líder indígena colombiana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un total de 17 tiros de fusil disparados por soldados colombianos recibió el vehículo en el que fue herido de muerte el esposo de la líder indígena que conformó el equipo de dirección de una reciente protesta aborigen, denunciaron hoy las autoridades de la minoría étnica en el suroeste del país.

Los tiros entraron por el frente y los costados del automotor, indicó la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), y consideró que ello "refleja la brutalidad de la acción militar".

Los hechos se registraron hoy por la madrugada en la carretera que une a Inzá con Totoró, en el departamento del Cauca, del que es capital Popayán, y en ellos resultó herido de gravedad Edwin Legarda, esposo de Aída Quilcué, consejera mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).

La líder Quilcué conformó el grupo directivo de una protesta que de octubre a noviembre pasados movilizó a miles de aborígenes en una marcha de protesta a Bogotá.

Legarda, que recibió tres tiros, uno de ellos en el abdomen, murió poco después en un hospital público de Popayán.

Fue "un atentado criminal contra el vehículo de la consejera mayor del CRIC Aída Quilcué que deja como víctima mortal a su compañero Edwin Legarda", expresó la ACIN en un comunicado divulgado desde Santander de Quilichao, localidad india del mismo departamento.

El comandante militar de la región, el general Justo Eliseo Peña, admitió a la prensa en Cali que los disparos fueron hechos por soldados de su unidad en un retén para el control del tráfico en el que previamente hicieron una señal de pare.

La ACIN, no obstante, advirtió de que testigos de los hechos aseveran que "no había retén en la vía ni se dio la orden de alto por parte de las tropas".