Público
Público

Diego: "Todos los que han vertido mierda, todos, lo van a pagar"

El acusado en falso de matar a la niña Aitana denunciará a medios y médicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Me han tratado peor que a un terrorista, que quede claro, peor que a un perro, en todos los medios y en todos los lados'. Diego P. V. se siente vapuleado, maltratado, pero sobre todo asegura que está muy dolido por la pérdida de Aitana, la niña de 3 años, hija de su pareja, que falleció el pasado jueves en un hospital de Tenerife, y cuya muerte le fue atribuida. Diego ha estado 36 horas bajo observación en la unidad de Psiquiatría del Hospital de La Candelaria, el mismo en el que murió Aitana por parada cardiorrespiratoria.

El hombre, de 25 años, ingresó el lunes con un fuerte cuadro de ansiedad y regresó a su casa el martes por la tarde. Ayer aseguró que se sentía 'muy mal' en una entrevista telefónica emitida en Canarias Radio, considerada luego ilegal por su abogado, dado que el joven estaba sedado, por la medicación para la ansiedad, y no estaba en condiciones de autorizarla, informó E. P.

Diego había anunciado en la entrevista que se querellará contra algunos medios: 'La prensa, los telediarios... Todos los que han vertido mierda, todos, lo van a pagar'.

El joven también emprenderá acciones legales contra los dos médicos del caso: el de atención primaria que reconoció a Aitana después de caer de un columpio, el 21 de noviembre, y el pediatra del centro de urgencias que atendió a la menor, el martes 24. Este último fue quien realizó un parte de lesiones en el que describió un terrible caso de maltrato, incluido el sexual. 'Vamos a por todas, a por médicos, a por lo que haga falta, y vamos a ir poquito a poco', advirtió Diego.

'Esto no es ninguna película. Lo que he vivido es real, pero a mí lo que me duele es la pérdida de la niña, perder a la niña por culpa de un hijo de puta, por culpa de un médico. Eso es lo que me ha dolido. Luego, que yo haya estado donde haya estado, eso se pasa, pero la vida de la niña no se pasa', denunció Diego.

El joven se convirtió en el segundo padre de Aitana hace año y medio, cuando formó una familia con Natalia, la madre de la niña. Los tres llegaron a Tenerife hace poco más de cuatro meses, justo para escolarizar a la pequeña. La pareja ya ha anunciado que regresará a Madrid antes de Navidad.

El abogado de la familia, Plácido Peña, quiere presentar una querella criminal en los juzgados mañana o el próximo lunes contra los dos facultativos por negligencia con resultado de muerte, lo que podría conllevar pena de prisión junto con una inhabilitación para el ejercicio profesional. También acusará a uno de los médicos de falsear un documento público y a la Consejería de Sanidad del Gobierno canario como responsable civil subsidiaria.

Peña ha pedido a la familia de Diego que no hable con la prensa. 'Están tan indignados, sobre todo con la Consejería, que temo que digan algo que no deben', indicó el letrado a este periódico. El motivo del enfado es la negativa de Sanidad a abrir una investigación interna.

El comunicado oficial es que 'se ha actuado conforme a la legalidad'. 'Estamos al servicio de los juzgados para lo que requieran de nosotros', concluye la Consejería.

Su titular, Mercedes Roldós, pidió ayer que se respete la presunción de inocencia de los dos médicos: 'Se ha hecho un juicio público paralelo sin presunción de inocencia a una persona. No hagamos otro juicio pocas horas después'.

Diego y su familia aún se preguntan cómo un pediatra pudo confundir el rastro de una alergia con cicatrices por quemaduras, ni por qué interpretó como desgarro vaginal y anal un desgarro del meso intestinal que, según la autopsia, no pudo ser producido por la introducción de ningún objeto.