Público
Público

Diego Torres destaca el papel "activo" de la infanta Cristina en el instituto Nóos

El exsocio de Urdangarin ha dicho ante el juez que él mismo y su socio en el Instituto Nóos, Iñaki Urdangarin, negociaron en el palacio de La Zarzuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Diego Torres ha puesto en marcha el ventilador y no ha dudado en implicar a la Casa Real en el llamado caso Noos. Durante las siete horas que ha durado su declaración ante eñ juez, el exsocio de Iñaki Urdangarin ha hecho multitud de revelaciones, entre ellas, que él y Urdangarin negociaron en el mismísimo palacio de La Zarzuela la celebración del foro deportivo Valencia Summit con el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa valenciana, Rita Barberá. En su declaración ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, Torres precisó que la reunión tuvo lugar en la residencia real en marzo de 2004.

El Valencia Summit fue un encuentro sobre deporte del que se celebraron tres ediciones en 2004, 2005 y 2006 en la capital levantina y por el que Urdangarin y Torres habrían percibido fondos públicos que la Fiscalía Anticorrupción considera injustificados. En la reunión de Zarzuela solo participaron él, Urdangarin, Camps y Barberá, según ha declarado Torres, que a preguntas del juez negó que estuviera presente el rey.

Torres también ha aseverado que el abogado de Iñaki Urdangarin, le ofreció dinero para comprar su silencio en torno a los hechos investigados en el caso Nóos. Así lo han informado fuentes jurídicas a Europa Press, que han precisado cómo la defensa del duque amenazó a su exsocio a fin de que no hablara, lo que ha revelado a preguntas de la Fiscalía. De hecho, al preguntarle el fiscal si está presionando de uno u otro modo a Urdangarin, Torres ha respondido que no, sino todo lo contrario: que el abogado de Torres le ha amenazado a él.

Respecto a la implicación de la infanta Cristina y de su secretario, Carlos García Revenga, en la gestión del Instituto Nóos, investigado por presunta malversación de fondos públicos, Torres declaró que ambos eran miembros de la junta directiva de la entidad, con un papel tan activo como el del resto de integrantes. Torres, que aportó nueva documentación sobre la gestión de Nóos, especialmente nuevos correos electrónicos, indicó ante el juez y los fiscales anticorrupción que en el órgano de dirección del instituto cada miembro aportaba según sus conocimientos.

La defensa del exsocio del duque de Palma entregó al juez correos electrónicos y documentos sobre la gestión del Instituto Nóos con la intención de poner de manifiesto que tanto la infanta como García Revenga intervenían en la toma de decisiones. Torres también se refirió en varias ocasiones al abogado José Manuel Romero, asesor jurídico de la Casa Real y conde de Fontao, quien recomendó a Urdangarin en 2006 que evitara tener un papel protagonista en la actividad pública del Instituto Nóos.

Torres asegura que la Infanta Cristina intervenía en la toma de decisiones 

Para rematar la faena, Torres también ha implicado a la amiga del rey, la noble alemana Corinna Sayn-Wittgenstein. Torres exhibió ante el juez un correo electrónico de Iñaki Urdangarin en el que el marido de la Infanta Cristina pedía a Corinna formar parte de la fundación que ella gestiona. Lo haría a cambio de 'un buen sueldo' y por recomendación del rey.

Preguntado por la cuenta con 960.000 euros a su nombre hallada por la Agencia Tributaria en un paraíso fiscal, Torres aseguró que estos fondos eran fruto de los ahorros que había acumulado antes de ponerse al frente de Nóos junto con Urdangarin. Torres lleva declarando desde las 9:50 horas y fuentes judiciales apuntan que la comparecencia, a la que seguirá la de su esposa, Ana María Tejeiro, podría prolongarse varias horas más.

El exsocio de Iñaki Urdangarin comenzó a declarar a las 9.50 horas su declaración ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, quien accedió a la petición de su defensa para que prestara testimonio antes que su esposa, Ana María Tejeiro. El titular del juzgado de instrucción número 3 de Palma había fijado la declaración de Tejeiro a las 9.30 horas y la de Torres estaba prevista para las 11.00, pero hoy permitió el cambio de orden solicitado por el defensor de ambos, Manuel González Peeters.

Al contrario que en anteriores comparecencias, Torres sí respondió a las cuestiones que le plantearon el juez y los fiscales anticorrupción, confirmaron fuentes judiciales.

Torres, llegó acompañado de su mujer, Ana María Tejeiro, a los juzgados de Palma, donde ambos estaban citados a declarar ante el juez José Castro, que instruye el caso Nóos. A las 8.50 horas, Torres y Tejeiro bajaron a pie la cuesta de acceso al patio de los juzgados de la capital balear, donde esperaban varias decenas de cámaras de televisión, fotógrafos y redactores para informar de su comparecencia judicial.

El interrogatorio ha girado en torno al presunto fraude fiscal de 230.979 euros detectado por la Agencia Tributaria de Catalunya, a raíz del impago del impuesto de sociedades al que debía hacer frente Nóos en el año 2007.

Tanto Torres como su esposa ya fueron emplazados a comparecer ante el juez hace un año por las presuntas irregularidades cometidas a través del Instituto Nóos, si bien se acogieron a su derecho a no declarar. En esta ocasión, las pesquisas se centran en la supuesta defraudación a Hacienda a través del conglomerado de Nóos. En concreto, la declaración de Tejeiro está prevista a partir de las 9.30 horas y la de Torres, a las 11.00 horas.

Mientras tanto, el próximo sábado será el turno del Duque, citado a las 9.30 horas y, a partir de las 13.00 horas, del secretario de las Infantas Cristina y Elena, Carlos García Revenga, también como imputado y cuyo nombre apareció en diversos correos comprometedores aportados por la defensa de Torres a la causa.

En el marco de línea de investigación, la Fiscalía imputa tanto a Urdangarin como a su exsocio un delito contra la Hacienda Pública por el impago de 230.979 euros del Impuesto de Sociedades y dos por eludir el pago de dos cuotas superiores a 120.000 euros del IRPF en el caso del marido de la Infanta Cristina. Un presunto fraude fiscal de unos 470.000 euros que llevó al Ministerio Público a solicitar de nuevo la declaración de ambos encausados.

En esta ocasión, las pesquisas se centran en la supuesta defraudación a Hacienda a través del conglomerado de Nóos

Para llevar a cabo su actuación supuestamente irregular, la Agencia Tributaria apunta en un informe aportado el pasado mes de enero a la causa, a que habrían presentado gastos ficticios e irreales que 'no podían deducirse válidamente'. Así, entre los gastos analizados por Hacienda se encuentran los procedentes de supuestos servicios prestados por sociedades relacionadas con Urdangarin y Torres, como De Goes Center for Stakeholders Management, Lobby Comunicación, Nóos Consultoría Estratégica y Torres-Tejeiro Consultoría Estratégica, todas ellas supuestamente vinculadas a Torres y a su mujer, y cuyas facturas 'no responden a servicio real alguno'.

El informe destaca cómo la Asociación Instituto Nóos de Investigación Aplicada habría computado gastos por servicios que, en realidad, no le habrían sido prestados, y que ascienden a un total de 777.666 euros, que se trataron de justificar con facturas emitidas por valor de 384.000 euros por parte de De Goes; 296.666 euros por Lobby Comunicación; 65.000 euros por Nóos Consultoría Estratégica y 32.000 euros por Torres-Tejeiro Consultoría.

En el caso de los gastos deducidos por supuestos servicios prestados por Lobby Comunicación, la Agencia Tributaria señala que 'no pueden admitirse' por cuanto ha resultado acreditado que los trabajos fueron 'meros informes hechos a base de 'corta y pega' de informaciones obtenidas de Internet que no obedecían a servicios reales'.

Asimismo, en lo que a De Goes se refiere, el informe asevera que tampoco son deducibles estos gastos puesto que esta entidad 'era una parte del entramado que servía para trasladar los ingresos obtenidos a Inglaterra y de ahí a cuentas de Suiza, Luxemburgo y Belice'. Finalmente, los deducidos por presuntos trabajos de Nóos Consultoría Estratégica y Torres-Tejeiro estaban relacionados con determinados eventos que 'no llegaron a celebrarse', como los llamados Juegos Europeos.

La Fiscalía asevera incluso que, al margen de estos datos, la cuota defraudada podría modificarse al alza durante el curso de la instrucción debido a la existencia de más gastos deducidos por Nóos que responden al mismo patrón: facturas por servicios ficticios.