Público
Público

Uno de cada diez asalariados depende de El Corte Inglés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo de distribución El Corte Inglés es el primer empleador privado en España (su plantilla supera a la de las demás grandes empresas españolas, que, con una importante presencia en el exterior, tienen un importante porcentaje de sus empleados en el extranjero). Pero, además, la influencia de su actividad en otras empresas hace que un muy importante número de trabajadores dependa del gigante de los grandes almacenes: algo más de uno de cada diez asalariados en España.

Según los datos de la compañía, al cierre de 2011, casi cien mil personas trabajaban en alguno de sus centros o en alguna de la veintena de empresas que componen el grupo (concretamente, 93.323 empleados, de los que el 93% son fijos).  Además, otras personas que trabajan en sus centros comerciales, que son empleados de las empresas y firmas implantadas en sus establecimientos: representan otros veinte mil trabajadores.

Junto a ellos, se el grupo de distribución suma en este ejercicio los trabajadores de las 23.000 empresas proveedoras que tiene dentro de España (de un total de 31.000 proveedores). Todo ello supondría, según los cálculos de El Corte Inglés, unos 1,5 millones de personas (el 10,2% de los 14,8 millones de asalariados al cierre de 2011, según la Encuesta de Población Activa). Muy cerca, por ejemplo, de lo que supone el sector turístico en España, que cuenta con unos 1,7 millones de asalariados.

El Corte Inglés calcula que el impacto de su actividad en el conjunto de la economía española durante 2011 fue de unos 17.170 millones de euros (ver gráfico adjunto). En esta cifra se incluyen las remuneraciones de sus empleados, los beneficios de la compañía que se han reinvertido en la empresa o se han repartido como dividendo a los accionistas, los impuestos y tasas pagados a las diferentes Administraciones Públicas, las inversiones del grupo y las compras realizadas a los proveedores.

En los últimos cinco ejercicios, la aportación directa de la actividad del grupo a la economía española se acerca a los 100.000 millones de euros (en concreto, 93.057,53 millones). El grueso de esa cantidad son las compras a proveedores, que en el periodo 2007-2011 suman 66.949 millones; la segunda partida son las retribuciones del personal, que suponen unos 12.258 millones; luego están las inversiones del grupo (fundamentalmente, para la apertura de nuevos centros), que totalizan 6.469 millones en estos cinco años, y los impuestos, otros 4.353 millones (lo que representa una media anual de 870 millones); el resto, 3025 millones, es lo que queda para la empresa y los accionistas.