Público
Público

Diez razones para un diario

Lectores y escritores reflexionan sobre los temas que más identifican a los lectores con 'Público'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La noticia, divulgada el martes pasado, de que la editora de Público ha solicitado la declaración de un concurso voluntario de acreedores ha desatado una avalancha de manifestaciones de apoyo y solidaridad entre sus lectores que hacen sentirse a quienes hacen el periódico aun más orgullosos, si cabe, de este proyecto.

Desde su nacimiento en septiembre de 2007, el equipo de Público siempre ha tenido conciencia de que la fuerza de un diario procede primordialmente de su capacidad para entusiasmar a los lectores, una tarea nada fácil si se parte de la premisa como lo hace este periódico de que estos no son seres pasivos predispuestos a tragar cualquier información que se les ofrezca, sino ciudadanos que buscan ampliar sus elementos de juicio para interpretar la realidad. A Público no le ha ido nada mal en este sentido. Tal como lo confirman los sucesivos estudios de difusión y penetración social de medios, este es el único periódico de ámbito estatal que presenta un crecimiento continuado desde hace dos años; el último EGM lo sitúa como el cuarto de mayor audiencia. Reunir hoy en torno a 299.000 lectores diarios produce satisfacción no sólo en términos cuantitativos, sino también cualitativos: Público tiene la convicción de que ha construido una comunidad de lectores excepcional, exigente en cuanto a la calidad de la información y de la propia democracia, defensora de la política frente a los intentos por aniquilarla en aras de la llamada 'tecnocracia', enemiga de las corrientes únicas de pensamiento, beligerante contra las injusticias, en fin, un colectivo de personas que reclaman día a día la consideración de ciudadanos y no la de meros consumidores.

Los seguidores de este diario siempre han deseado que se les considere ciudadanos y no meros consumidores

Los mensajes de los lectores que llegan a esta redacción coinciden en resaltar la importancia de un diario como Público en estos tiempos convulsos, dominados por lo que Naomi Klein denomina la doctrina del shock, en los que las voces críticas han sido sistemáticamente ignoradas por los medios de comunicación tradicionales. También destacan algún aspecto concreto que les atrae particularmente de este diario, ya sean las informaciones sobre la memoria histórica, la defensa de los valores republicanos, el rechazo a los anuncios de contactos sexuales (con la renuncia a los pingües ingresos económicos que ello implica), el tratamiento del 15-M y otros movimientos sociales contestatarios, o la apuesta clara por el laicismo frente a los renovados embates ideológicos de la jerarquía eclesiástica.

De entre los miles de mensajes recibidos hasta el momento, esta redacción ha seleccionado diez sobre los asuntos más recurrentes y ha solicitado a igual número de expertos y escritores amigos de Público que hagan alguna reflexión al respecto. El contenido de las reflexiones y opiniones que acompañan a este texto es tan sólo una muestra de la gratitud inmensa y el respeto de este periódico hacia toda la comunidad de ciudadanos y ciudadanas que lo sigue cada día y que ahora le da tantos ánimos para continuar, contra viento y marea, con su ardua tarea de informar.

Alertas contra la degradación de la democracia
- En defensa del Estado del bienestar
- No a la hipocresía
- Preservar la memoria
- Laicismo y tolerancia
- La protesta que se hizo global
- Coraje sin recompensa
- Pluralismo territorial
- Contra la violencia machista
- Comunicar sobre ciencia y medio ambiente