Público
Público

El diferencial del paro español con el de la OCDE aumentó 3 décimas en mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España, que es con diferencia el país con mayor desempleo de la OCDE, aumentó en mayo en tres décimas el diferencial con la media de la organización, por el doble efecto del incremento de su propia tasa de paro en dos décimas al 19,9% y la caída de una décima del "Club del mundo desarrollado" al 8,6%.

La ligera disminución del nivel de desempleo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) tuvo que ver sobre todo con los descensos registrados en Estados Unidos (dos décimas menos al 9,7%), Corea del Sur (cinco décimas menos al 3,2%) y Hungría (cinco menos también al 10,4%), según las cifras presentadas hoy en un comunicado.

En el extremo opuesto, Irlanda vio aumentar en cuatro décimas su tasa de paro al 13,3%, y se confirmó como el tercer país con los peores datos por detrás de España (19,9) y Eslovaquia, que se mantuvo estable en mayo con el 14,8%.

Portugal, con un incremento de una décima hasta el 10,9%, superó a Hungría (con su citado 10,4%). No hay datos disponibles para Grecia desde marzo, cuando su desempleo alcanzaba al 11% de su población activa.

En el conjunto de la zona del euro se mantuvo estable en el 10%, al igual que en la Unión Europea (9,6%).

Entre mayo de 2009 y el mismo mes de este año, los estados de la OCDE donde más ha subido el paro fueron Eslovaquia (3,6 puntos más en un año), España (dos puntos más), Polonia (1,8 puntos), Portugal (1,5 puntos), Irlanda (1,3 puntos), Italia (1,2 puntos) y Holanda (1 punto).

Por el contrario, hay otros en los que la proporción de desempleados durante esos doce meses disminuyó: nueve décimas en Austria al 4%, seis décimas en Alemania al 7%, seis décimas en Australia al 5,2%, seis décimas en Corea del Sur al 3,2% o cuatro décimas en Canadá al 8,1%.

En su estudio anual de perspectivas del empleo, publicado el pasado día 7, la OCDE consideró que el paro había tocado techo en el primer trimestre de este año, cuando se llegó al 8,7%, pero advirtió que la reducción será lenta, y que a fines de 2011 seguirá superando el 8%.

La organización indicó que la dualidad en la protección entre el empleo fijo y temporal había contribuido a agravar el paro durante la crisis, por eso aconseja equilibrar las garantías entre unos y otros contratos para conseguir que la recuperación económica permita también la del mercado de trabajo.