Público
Público

Dificultad para identificar a dos menores

Las muestras de ADN de las niñas, dos guatemaltecas adoptadas, no se pueden cotejar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entre los cadáveres pendientes de identificación figuran los de dos niñas guatemaltecas que habían sido adoptadas, aseguraron ayer fuentes del Gobierno canario. Según las mismas fuentes, esto complica las investigaciones del equipo forense. El hecho de que fueran adoptadas implica que sea imposible cotejar su ADN con el de los familiares. Así, las cosas, cabe esperar que las pequeñas sean identificadas por descarte. Una vez aclaradas las demás identidades, deben quedar los restos de estas dos menores.

ADN en dos de cada tres casos

El cementerio madrileño de La Almudena recibió ayer un goteo tan lento como constante de familiares de las víctimas del accidente aéreo. Allí se realizan las tareas de identificación de los restos localizados en el lugar del siniestro. El estado irreconocible de la mayoría de las víctimas ha hecho necesario recurrir a las pruebas de ADN en dos de cada tres casos. Un total de 50 cadáveres ya identificados fueron entregados ayer a sus familiares para ser trasladados a sus lugares de origen.

Seis comunidades autónomas eran ayer el punto de destino: Madrid, Canarias, Castilla y León, Baleares, Cataluña y Castilla-La Mancha. Según informó el Ministerio de la Presidencia, los restos de estas víctimas han podido ser identificados mediante sus huellas dactilares. Los técnicos de la Policía Judicial confiaban ayer por la tarde en poder identificar por el mismo método a otras dos personas. El resto, 101 o 103 cadáveres, en función de estas dos identificaciones, habrán de revelar su identidad a través de pruebas de ADN. Todos los fallecidos, a excepción de los entregados, permanecen en el cementerio de La Almudena.

Además, los técnicos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) concluyeron ayer a última hora de la tarde los análisis de ADN de 62 muestras que los especialistas califican 'de especial complejidad'. A partir de hoy, estos datos comenzaran a cotejarse con las muestras extraídas de los familiares, para concluir la definitiva identificación de los cadáveres.

Mejoran los heridos

Mientras tanto, mejora el estado de los heridos en el siniestro, que se encuentran ingresados en seis hospitales madrileños, aunque uno de ellos continúa en estado 'crítico'. Es la víctima más grave. Se trata de una mujer de 40 años ingresada en el Hospital de La Paz, que presenta quemaduras en el 72% de su cuerpo. Anoche permanecía estable dentro de la gravedad ingresada el la UCI del centro médico.

Otro de los pacientes con heridas más severas pasó ayer de 'muy grave' a 'grave', según el parte médico que facilitó la Consejería madrileña de Sanidad a las ocho de la tarde -el último que hicieron público-. Se trata de un hombre, de 57 años, que se encuentra en la UVI del Hospital Ramón y Cajal. El resto de heridos evolucionaban también favorablemente, aunque su estado no varió de consideración clínica.