Público
Público

Dimite Bob Diamond, el consejero delegado de Barclays

El escándalo de las manipulaciones de los tipos de interés interbancarios se cobra una nueva víctima después de que ayer dimitiera el presidente de la entidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejero delegado del banco británico Barclays, Bob Diamond, presentó hoy su dimisión con efecto inmediato, tras el escándalo de las manipulaciones de los tipos de interés interbancarios, según ha informado la institución bancaria. Esta renuncia se producen sólo un día después de que también dimitiera el presidente de banco, Marcus Agius, y tras el anuncio del primer ministro británico, David Cameron, de que habrá una investigación parlamentaria del sector bancario.

El escándalo estalló la semana pasada cuando los organismos reguladores del Reino Unido y EEUU multaron al banco británico con 290 millones de libras (363 millones de euros) por manipular el Libor -el tipo de interés interbancario fijado diariamente en Londres- y su equivalente europeo, el Euribor, entre 2005 y 2009.

Tal es la importancia de este escándalo que la propioa Comisión Europea ha asegurado que su investigación sobre posibles prácticas ilegales de ciertos bancos en su manejo de los tipos de interés, incluidos los vinculados al Euribor y el Libor, es una 'máxima prioridad'. 

Al dar a conocer hoy su dimisión, Diamond admitió que tomó la decisión por las fuertes presiones recibidas y que amenazan con perjudicar la reputación de la institución bancaria. Después de que ayer reiterara que no pensaba dejar su puesto, hoy se ha defendido alegando que siempre actuó para el mejor interés del banco.

Diamond admitió que tomó la decisión por las fuertes presiones recibidas  'Sé que cada una de las personas del Barclays trabaja muy duro todos los días para servir a los clientes. Es de esta manera que apoyamos el crecimiento económico', ha dicho públicamente. Pese a todo, el estadounidense de 60 años, confirmó que piensa comparecer mañana ante el Comité del Tesoro de la Cámara de los Comunes para responder a preguntas sobre el escándalo.

En una comparecencia ayer ante la Cámara de los Comunes, el primer ministro David Cameron  anunció la creación una comisión multipartita, dirigida por el conservador Andrew Tyrie, para examinar la conducta de la banca, con potestad para interrogar a testigos bajo juramento. Paralelamente, el Gobierno británico legislará para evitar futuras manipulaciones del Libor e introducirá penalizaciones para castigar a las personas o instituciones que abusen del sistema, informó hoy el ministro de Economía George Osborne.

En una comparecencia ante la Cámara de los Comunes, Osborne anunció una revisión específica del método con que actualmente se fija el Libor -tipo de interés interbancario calculado en Londres- con vistas a enmendar la ley de servicios financieros, en trámite parlamentario. En la actualidad, el Libor, que es referencia para multitud de productos financieros en todo el mundo, se calcula a diario con la aportación de diversos bancos en el Reino Unido, bajo la supervisión de la Asociación de banqueros británicos.

El presidente de Barclays, que dimitió ayer, permanecerá en su puesto hasta que se produzca una 'sucesión ordenada' y el director no ejecutivo del Barclays, Michael Rake, ha sido designado como vicepresidente del banco.

Cameron crea una comisión para examinar la conducta de la banca Otros bancos británicos están siendo investigados por ese caso de manipulación de las tasas, entre ellos el parcialmente nacionalizado Royal Bank of Scotland (RBS), propiedad del Estado en un 84 %.

La clase política británica ya ha condenado esta manipulación y tanto Cameron como el líder de la oposición laborista, Ed Miliband, han exigido responsabilidades al más alto nivel, en momentos de un descontento ciudadano contra los banqueros por sus excesos salariales y cuando el país está en recesión.

El estadounidense Robert Edward ‘Bob' Diamond ha logrado ser una de las principales referencias dentro de exclusiva y exquisita élite que compone la clase corporativa británica. Así, en 2010 llegó a ocupar el número 37 en la prestigiosa encuesta anual de la revista New Statesman que recoge a las 50 figuras más influyentes del mundo.

Entre los principales hitos en su experiencia está el haber sido Director General de Banca Corporativa y de Inversión y Gestión de Patrimonios, que comprende de Barclays Capital, Barclays Corporate y Barclays Bank y, hasta hoy, consejero delegado de la entidad bancaria.

En 2010 estaba considerado como una de las personas más influyentes del mundo

Este tiburón de las finanzas nació en Massachusetts y mientras muchos estudiantes se dedicaban a protestar contra la guerra de Vietnam y a las aventuras revolucionarias del 68, él se dedicaba en esos años a formarse para lo que siempre quiso ser y en 1973 se graduó en Economía con honores en la Universidad de Colby, en Maine. Posteriormente, se le concedió un MBA de la Universidad de Connecticut, Escuela de Negocios, donde se graduó primero en su clase. Y fue en esa facutad donde empezó su carrera profesional como profesor en la Escuela de Negocios.

Luego pasó a incorporarse a Morgan Stanley en 1977 y ocupó varios cargos de alto nivel. En 1992, después de pasar 13 años en la empresa, decide unirse a Credit Suisse First Boston. Con sede en Tokio, fue presidente y consejero delegado de la empresa, entre otros cargos de responsabilidad. Finalmente, pasó a incorporarse a Barclays en 1996 y ha presidido el Comité Ejecutivo desde 1997.

En los albores de la crisis en 2008 encabezó los esfuerzos para comprar los activos de Lehman Brothers tras su quiebra. A principios de 2011, Barclays anunció que Diamond recibiría un bono anual de 6,5 millones de libras en ese año, el más grande de toda la historia de la compañía. Y de ahí al actual escándalo de Barclays, que incluye acusaciones de lavado de dinero, evasión fiscal y manipulación de tasa Libor.