Público
Público

Dimite una consejera de Novacaixagalicia por el pago de prejubilaciones millonarias

"Es indecente", dice Mar Barcón, que también es concejal socialista en el Ayuntamiento de A Coruña. Moody's deja al banco de la Caja al borde del bono basura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de A Coruña, Mar Barcón, anunció este martes su dimisión como consejera de Novacaixaglicia (NCG) en protesta por el pago de indemnizaciones millonarias a tres directivos que han abandonado la entidad.

Barcón declaró que la percepción de estas indemnizaciones es 'indecente y supone un perjuicio enorme para la imagen de la caja'. Entre la indemnización y el coste del seguro que cubre el sueldo de por vida, Novacaixagalicia consignó unos 20 millones para la salida de tres directivos.

Estas cantidades las habrían percibido tres ejecutivos: José Luis Pego, director general, a quien le correspondieron 10,8 millones; el exresponsable del grupo inmobiliario, Gregorio Gorriarán, 7,5 millones, y el ex director general adjunto, Javier García de Paredes, con 5,3 millones, aunque renunció a parte de la indemnización.

'No creo que las indemnizaciones las debe asumir una entidad como la nuestra', reiteró Barcón.

Barcón explicó que el Consejo sólo tenía conocimiento de las partidas genéricas —incluidas las dietas— pero no de los contratos de los equipos de gestión. 'Asumo mi error si se me hubiera pasado', remarcó.

En cualquier caso, Barcón defendió la gestión realizada por los directivos de la caja durante este año.

Poco antes de conocer la dimisión de Barcón, la agencia de medición de riesgos Moody's colocó a un paso del bono basura la deuda a largo plazo de NCG Banco, la entidad creada por Novacaixagalicia para dar entrada al Estado como máximo accionista. 

Además, Moody's amenaza con degradar las calificaciones ya que pone en revisión a la baja la nota de la entidad por los desafíos que a su juicio afronta en términos de deterioro de la calidad de activos y pérdida de rentabilidad. Al mismo tiempo que ha calificado a NCG Banco, Moody's reitera en la nota con la que puntuaba a Novacaixagalicia, cuya fortaleza financiera estaba clasificada como 'modesta' por la posibilidad de que necesitara apoyo exterior.

Moody's pone en revisión a la baja la nota de la entidad gallega

En un comunicado remitido este martes, Moody's explica que al trasladar la actividad financiera, las calificaciones de NCG Banco se encuentran en el mismo nivel que las anteriormente asignadas a Novacaixagalicia. Después del traspaso, NCG Banco es responsable de los depósitos y obligaciones de deuda de Novacaixagalicia, ha recordado Moody's, quien ha añadido que tras la transferencia del negocio financiero, el papel de la gran caja gallega es la gestión de los proyectos de obra social.

La agencia ha valorado la inyección pública de 2.465 millones que recibirá NCG Banco y que convertirá al Estado en su principal accionista, con un 93%, pero ha advertido de que eso no evitará más pérdidas por la debilidad de la entidad y de la economía española. Moody's augura que NCG Banco continuará teniendo que hacer frente a 'importantes desafíos' y da por descontado que su morosidad, en el 7,5% a cierre de julio, seguirá subiendo.

Por eso, en el futuro, la agencia estará pendiente del apoyo que preste el Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria como accionista mayoritario y de las facilidades de liquidez que aporte. NCG Banco presenta 'considerables' necesidades de financiación en los próximos doce meses, ha incidido Moody's.