Público
Público

Dimite el máximo inspector de la agencia nuclear de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La agencia nuclear de la ONU dijo el jueves que su máximo inspector, Olli Heinonen, responsable de investigaciones sobre Irán y Siria, abandonará su cargo por razones personales después de casi 30 años en la organización con sede en Viena.

Heinonen, de 63 años, es el jefe del departamento de controles de seguridad del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que verifica que los programas nucleares de los países no son desviados para uso militar. Es el principal experto en Irán de la agencia.

De carácter directo, el finlandés Heinonen es probablemente más conocido por realizar una presentación a diplomáticos sobre Irán en febrero de 2008 que indicó vínculos entre proyectos para procesar uranio, probar explosivos y modificar un misil de una forma compatible con una cabeza nuclear.

"Ha sido infatigable en su persecución de la verdad detrás del programa nuclear de Irán. Es uno de los inspectores más experimentados e informados de la agencia", dijo Mark Fitzpatrick en el Instituto Internacional para Estudios Estratégicos de Londres.

"Por supuesto, sólo forma parte de un equipo de inspectores muy buenos y el trabajo de la agencia en Irán no sufrirá una paralización".

Desde que Heinonen, un experto en la química de materiales radiactivos, se unió a la agencia en 1983, se ha descubierto un programa nuclear secreto en Irán, Corea del Norte ha abandonado el Tratado de No-Proliferación y probado dos dispositivos nucleares, Israel ha bombardeado una supuesta instalación atómica en Siria y Libia ha admitido un programa secreto de bomba atómica posteriormente abandonado.

El OIEA dijo que su puesto sería ocupado pronto.

Diplomáticos dijeron que el nuevo director general del OIEA, Yukiya Amano, un japonés veterano en la no proliferación que asumió el cargo el pasado diciembre, había dicho en privado que habría cambios en altos cargos de la agencia.

Heinonen, un experto técnico de perfil bajo, lleva como responsable de controles de seguridad desde 2005, y era considerado la mano derecha de confianza del predecesor de Amano, Mohamed ElBaradei.