Público
Público

Dimite un obispo irlandés por el escándalo de los abusos

Donal Murray presentará su dimisión al Papa por ocultar e ignorar los abusos sexuales durante su ministerio en Dublín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Comienzan a rodar las primeras cabezas dentro de la Iglesia Católica por los abusos sexuales cometidos durante décadas en Irlanda. El obispo de Limerick, una localidad situada al oeste de Irlanda, se encuentra hoy en Roma para presentar su dimisión al Papa por el escándalo destapado a raíz del informe judicial elaborado por la juez Yvonne Murphy, en el que se denunciaban abusos sexuales 'encubiertos por la Archidiócesis de Dublín y otras autoridades de la Iglesia'. 

Al obispo Donal Murray se le acusa de ocultar e ignorar las denuncias de abusos sexuales cometidos durante su ministerio en Dublín. Murray ya adelantó sus intenciones en una misiva leída en su nombre en las misas del condado de Limerick, en las que aseguraba estar 'reflexionando sobre la decisión' que iba a tomar.

Finalmente, el obispo se ha decantado por abandonar su cargo, algo que ha sido considerado como 'normal', por parte del ministro irlandés para la Infancia, Barry Andrews. El presidente de la Conferencia Episcopal Irlandesa, Sean Brady, aseguró hace unos días que estaba convencido de que Murray 'haría lo correcto'.

Antes de presentar su dimisión en las próximas horas, Murray pidió a los fieles que 'rezasen por él durante los próximos días'. 

La dimisión del obispo Murray no contenta en absoluto al Gobierno irlandés, que sigue lamentando la falta de reacción por parte del nuncio del Papa en Irlanda, el arzobispo Giuseppe Leanza, con quien se reunirá el ministro irlandés de Asuntos Exteriores para abordar la situación. En dicha reunión se tratará otra investigación sobre abusos en la diócesis de Cloyne, al sur de Irlanda.

El obispo de Cloyne, John Magee, se vio obligado a abandonar su cargo el pasado marzo por violar las reglas establecidas por la Iglesia para abordar este tipo de asuntos retrasando el comienzo de las pesquisas sobre supuestos abusos.

Desde el Vaticano, su portavoz, Federico Lombardi, dijo hoy que Benedicto XVI ha invitado a varias autoridades eclesiásticas irlandesas a un reunión el próximo día 11 de diciembre en la Santa Sede para tratar sobre los abusos de menores en Irlanda.

A preguntas de los periodistas, Lombardi aseguró que el cardenal Sean Brady y el arzobispo de Dublín, monseñor Diarmuid Martin, asistirán a la reunión con el fin de informar y evaluar 'la dolorosa situación de la iglesia en Irlanda tras la publicación del 'Informe de la Comisión Murphy''.

Asimismo participarán en el encuentro con el Papa, los responsables de los dicasterios de la Curia Romana competentes en el caso y el nuncio en Irlanda.