Público
Público

Dimite el primer ministro de Japón tras ocho meses en el poder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro de Japón, Yukio Hatoyama, y el número dos de su partido dimitieron el miércoles para intentar impulsar a la formación en el poder de cara a unas elecciones el próximo mes, menos de un año después de haber llegado al Gobierno con promesas de cambio.

La confusión política podría retrasar la presentación de unos planes este mismo mes para reducir la deuda pública del país, que se mantiene en cerca del 200 por ciento del PIB, y también podría frenar una estrategia que intenta aumentar el crecimiento económico en una sociedad que está envejeciendo.

Pero si, como muchos esperan, le releva el ministro de Finanzas, Naoto Kan, un conservador fiscal, ello podría aumentar las posibilidades de medidas más audaces para controlar la deuda, incluyendo una promesa de estudiar una subida del cinco por ciento en el impuesto a las ventas.

El Partido Democrático de Hatoyama hizo historia con su aplastante victoria electoral el año pasado, prometiendo cambiar el modo en que el país ha sido gobernado durante más de 50 años de fuertes vínculos entre burócratas, compañías y diputados bajo el mando del Partido Liberal Democrático.

apodado "el alien" por sus comentarios estrafalarios - prometió dimitir, presionado por el partido, tras sufrir un retroceso en las encuestas y ante las elecciones a la Cámara Alta del Parlamento previstas para julio.

BUSQUEDA DE MAYORÍA

Una derrota electoral no sacaría del poder al Gobierno liderado por el PDJ, dada su mayoría en la poderosa Cámara Baja, pero la coalición gobernante necesita una mayoría en la Cámara Alta para evitar que los proyectos de ley se frenen.

Con lágrimas en los ojos, Hatoyama dijo a los diputados de su partido que el secretario general de la formación, Ichiro Ozawa, y él iban a dimitir. Luego señaló que, sin el respaldo público, el Gobierno no podría cumplir sus metas.

"Por lo que decidí que mi renuncia serviría a los intereses del país", señaló Hatoyama a la prensa, convirtiéndose en el cuarto primer ministro japonés que dimite en menos de tres años.

Sus índices de popularidad se habían hundido ante las dudas de los votantes sobre su liderazgo. La imagen de Ozawa como un negociador al viejo estilo manipulando los hilos en la sombra también redujo el apoyo público.

Kan, visto como el favorito para reemplazar a Hatoyama, dijo a los periodistas que se presentará el viernes a una votación entre los parlamentarios del partido gobernante. Ese mismo día se formaría un nuevo gabinete, dijo un responsable del Partido Democrático, subrayando un proceso mucho más rápido de lo que se esperaba.

"Desgraciadamente, no hubo tiempo suficiente con el primer ministro Hatoyama para cumplir las expectativas que tenía la gente cuando votó por nosotros en otoño, así que quiero seguir intentándolo", declaró Kan.

De momento no se han presentado otros candidatos, aunque la victoria de Kan no está hecha si el aún poderoso Ozawa apoyase a otro.