Público
Público

Dimite el primer ministro de Somalia tras meses de disputas con el presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro de Somalia, Omar Abdirashid Ali Sharmaarke, dimitió hoy, tras meses de disputas con el presidente transitorio, Sharif Sheikh Ahmed, que le ha acusado de fracasar al frente del Gobierno del país.

Tras entregar su renuncia a Ahmed en la Oficina Presidencial, Ali Sharmaarke dijo que dimitía por "el interés nacional", en un país donde las milicias radicales islámicas, en especial Al Shabab, ligada a Al Qaeda, tratan de derrocar al Gobierno y controlan cada vez más territorio.

"Considerando la situación del país, yo, Omar Abdirashid Ali, primer ministro de Somalia, hoy he decido entregar mi renuncia al presidente tras largas disputas entre nosotros sobre la forma de llevar el liderazgo del país", aseguró a los periodistas.

Ali Sharmaarke recalcó: "yo sé que mantengo la postura correcta, pero dimito por mi compromiso con el interés nacional".

El presidente Ahmed aceptó la renuncia de Ali Sharmaarke y elogió su "valiente actitud de dimitir por el interés nacional", tras las disputas entre ambos por cuestiones referentes a la redacción de una nueva Constitución, que se prolongan desde hace más de un mes.

El pasado 17 de mayo, Ahmed destituyó al primer ministro y disolvió el gabinete, aunque tres días después lo restituyó en su cargo, junto con el resto de ministros, tras comprobar que no tenía poderes constitucionales para cesarle.

Las diferencias en el bando gubernamental fueron acogidas con satisfacción por Al Shabab y el resto de milicias radicales islámicas, que desde entonces han llevado a cabo reiteradas ofensivas en Mogadiscio contra el Gobierno de Ahmed y las tropas de la Misión de la Unión Africana (AMISOM) que los defienden.

Somalia no tiene un Gobierno efectivo desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, y su territorio está controlado por gobiernos regionales que se han autoproclamado independientes, milicias radicales islámicas y señores de la guerra al frente de grupos tribales armados.

El Gobierno Federal Transitorio de Ahmed, apoyado por la comunidad internacional, sólo controla el complejo del Palacio Presidencial y el aeropuerto en Mogadiscio, defendidos por 7.000 militares ugandeses y burundeses de AMISOM, y algunas zonas del interior en poder de señores de la guerra aliados.