Público
Público

El dinero de apoyo a la banca es treinta veces superior a la Ayuda al Desarrollo

Sólo el gasto para salvar AIG superó el total de los fondos para los países pobres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los países del Comité de Ayuda al Desarrollo, que reúne a los principales donantes de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) movilizaron fondos para ayudar a sus bancos por un valor treinta veces superior al que destinaron a AOD. Así lo denunció Intermón Oxfam después de conocerse los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

A dos días de que se celebre en Londres la cumbre del G-20,a la que acudirán los representantes de los principales países del mundo para buscar soluciones a la crisis, los datos de la OCDE muestran la desproporción de los recursos destinados a una y otra función. La Ayuda al Desarrollo creció un 10,3% en 2008, lo que la sitúa en los niveles más altos de su historia: 119.759 millones de dólares (90.891 millones de euros). Sin embargo, sólo en el rescate de la aseguradora AIG, el Gobierno de EEUU gastó 175.000 millones de dólares (132.769 millones de euros).

'Cuando está a punto de comenzar el G-20, el dato del insignificante incremento de la Ayuda al Desarrollo demuestra la tacañería de los donantes, que encuentran dinero debajo de las piedras para salvar su sistema financiero y parecen miopes a la hora de encontrar los recursos comprometidos para luchar contra la pobreza', dijo la directora general de Intermón, Ariane Arpa.

Los países ricos dieron de media el 0,30% de su PNB a AOD, una cifra similar a la de 1993. En el caso de España, la AOD creció un 19,4% en 2008 respecto al año anterior, lo que la sitúa en el octavo lugar en relación al esfuerzo respecto a su PNB (0,43%). No obstante, su objetivo era llegar al 0,5% el año pasado para alcanzar el 0,7% al final de la legislatura.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió ayer por la tarde en Moncloa a los principales agentes sociales para escuchar sus propuestas de cara a la reunión del G-20 en Londres del próximo jueves. Los sindicatos le habían hecho llegar con antelación una carta en la que pedían al presidente que se alineara con el mensaje de Global Unions, la agrupación de sindicatos internacional. En este sentido, piden al Gobierno que defienda ante el G-20 un plan de reactivación económica basado en el gasto público y la economía verde. También los líderes de la patronal estuvieron presentes en la reunión. La Organización Internacional del Trabajo advirtió ayer de que en 2009 habrá otros 50 millones de nuevos parados.