Público
Público

El dinero de los clientes vale más que nunca

Bancos y cajas lo necesitan porque no les prestan fuera y elevan sus ofertas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A río revuelto, ganancia de pescadores. Probablemente no es lo más beneficioso a largo plazo para los clientes de una entidad financiera que esta se meta en batallas suicidas que pueden llevarla a la ruina, pero, a corto plazo, la guerra en la que están embarcados los bancos y cajas españolas para conseguir el dinero que no les prestan en los mercados internacionales está resultando de lo más rentable para los usuarios y promete seguir siéndolo el próximo año. Para el consumidor es quizá la única ventaja de esta crisis. Mientras las comisiones suben y los créditos escasean (ver información adjunta), las entidades ofrecen depósitos con rentabilidades anuales por encima del 4% (el 4,75% ofrecía CatalunyaCaixa hasta hace unos días).

Con los tipos oficiales al 1%, eso supone perder dinero desde el minuto cero, lo que a largo plazo acabará por pasarles factura. Pero eso no es problema del cliente. Lo que el usuario quiere es que sus ahorros rindan cuanto más mejor, siempre que estén asegurados. Y en las entidades financieras españolas lo están porque, si existe algún problema, responde el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

En este momento, compiten en el mercado ofertas como el 4,25% a un año del Banco Gallego (propiedad de las cajas gallegas, que han recibido ayudas públicas), el 4,17% de la CAN, el 4% de Banco Popular o Activobank, o el 5% que ofrecen Cajamar y Penedés si al tiempo se contratan otros productos. También BBVA ha entrado en la pelea, pero sus ofertas son individualizadas. Dependiendo de la vinculación del cliente y de las ofertas que reciba en otras entidades, paga más o menos.

Los banqueros empiezan a reconocer públicamente que la guerra es dañiña para la banca, aunque nadie puede apearse del carro porque la marca España sigue castigándolos en el extranjero y conseguir dinero en los mercados mayoristas es una carrera de obstáculos, además de muy cara. El director financiero de Banco Popular, Jacobo González-Robatto, afirmaba la semana pasada que 'es una barbaridad y una situación insostenible remunerar al 4,5% los depósitos y dar los créditos [en referencia a las hipotecas] al 1,5%'. A su juicio, la banca española ha entrado con esta guerra en un periodo 'nada sano', que pidió que 'no se extienda más'.

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, criticó que paguen altos precios algunas cajas que han recibido ayudas públicas. A su juicio, es competitividad desleal. Para el consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, la competencia en los depósitos es 'tremenda, exagerada, desbordada y desquiciada'.

En todo caso, no todos los depósitos tienen rendimientos elevados. Las cuentas corrientes siguen con tipos prácticamente nulos (el 0,3% de media en septiembre) y hay muchos depósitos a plazo con rentabilidades más bajas, que permiten a las entidades compensar. El tipo medio pagado por los depósitos a un año contratados en septiembre fue del 2,72%. Está muy por encima del 2% que se pagaba a principios de año.

DISPLAY CONNECTORS, SL.