Publicado: 07.05.2013 21:56 |Actualizado: 07.05.2013 21:56

Una diputada del PP: "Las mujeres que abortan son las que menos formación tienen"

Beatriz Escudero siembra la polémica en el Pleno del Congreso, en el que los conservadores tumban la propuesta del PSOE para retrasar la reforma de la Ley del Aborto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La diputada del Partido Popular encargada de defender la 'Contrarreforma de la ley de Aborto' de las enmiendas en el Pleno del Congreso, Beatriz Escudero, ha afirmado que la mayoría de los abortos que tienen lugar en España se registran entre las mujeres "con menos formación". Acto seguido, abandonaba el hemiciclo la Vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos (PP), desmarcándose este martes y negándose a participar en la votación de la moción del PSOE que finalmente ha sido rechazada gracias a la mayoría absoluta del PP.

Durante el debate de la iniciativa, y mientras la diputada conservadora  Beatriz Escudero defendía la posición del grupo mayoritario, Villalobos ha decidido levantarse de su escaño y abandonar el hemiciclo visiblemente contrariada, tras intercambiar unas palabras con su compañero Esteban González Pons.

La salida de Villalobos, que no pasa desapercibida dado que se sienta en la presidencia del Salón de Plenos, se ha producido después de que la portavoz conservadora afirmase, entre otras cosas, que la mayoría de los abortos que tienen lugar en España se registran entre las mujeres "con menos formación" y abortan más "las asalariadas".

Villalobos ha explicado que había abandonado el hemiciclo por no compartir en absoluto la posición expresada por Escudero, que la ha abocado a no participar en la votación. También ha elogiado la libertad de voto que en este tipo de votaciones suele dar el grupo parlamentario de CiU a sus diputados.

El enfado de Villalobos fue tan visible en el hemiciclo que hasta un diputado de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), el malagueño Alberto Garzón, lo comentó en la red social Twitter: "La intervención (de Escudero) ha sido tan terrible que Villalobos (PP), vicepresidenta, se ha ido y lleva protestando un rato", escribió.

Además, la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, ha exigido este martes "una rectificación en toda regla" por parte del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por su comparación "impresentable" del aborto con ETA. "Espero que (el ministro) se haya equivocado porque me parece un error gravísimo que no comparto en absoluto", ha manifestado a los periodistas Villalobos, para quien comparar "cualquier cosa con ETA es impresentable".

Por su parte, la portavoz de Igualdad del Grupo Parlamentario Socialista, Carmen Montón, ha exigido al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que "pida disculpas" por haber afirmado hoy que el aborto tiene algo que ver con ETA. "Las mujeres no somos terroristas, las mujeres no somos asesinas" -le ha replicado desde la tribuna del Congreso- "no nos tome el pelo excusándose en que no le hemos entendido bien. Rectifique y si no que lo quiten porque queda deslegitimado como ministro del Interior. Exijo a Rajoy que lo desautorice, si no, será cómplice". Asimismo, la portavoz socialista ha puesto de manifiesto las discrepancias que en el seno del propio Partido Popular ha suscitado esta reforma y que ayer explicitó el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario, Rafael Hernando, quien calificó la propuesta de Gallardón como "una opinión personal". "¿Están todos y cada uno de ustedes de acuerdo?" les ha preguntado a los diputados y diputadas populares.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado que "en ningún momento" se le ha pasado por la cabeza, ni ha sido su voluntad, vincular el terrorismo etarra con las mujeres que han practicado la interrupción voluntaria del embarazo. Eso sí, reconoce que, en las comparecencias públicas, hay momentos en que se está más afortunado que en otros.  

"Por supuesto que hay ocasiones en las que uno está más afortunado que otros y es evidente que no he introducido ese debate, ha sido en respuesta a una pregunta, en la que mi voluntad ha sido decir que respondería la pregunta al final para centrarme en las preguntas sobre la operación de la Guardia Civil", ha insistido.

La portavoz socialista de Igualdad ha defendido hoy en el Pleno del Congreso, una moción sobre la reforma de la Ley del Aborto, en la que los socialistas rechazan la "anunciada contrarreforma de Gallardón" a la vigente legislación sobre salud sexual y reproductiva y sobre el ejercicio libre y responsable de la interrupción voluntaria del embarazo. Montón ha reclamado al Gobierno que "no imponga el mayor retroceso en derechos y libertades de nuestra historia democrática" y ha defendido la actual ley, una ley de plazos combinada con indicaciones, similar a la práctica totalidad de leyes europeas, basada en las recomendaciones de organismos internacionales, que respeta rigurosamente la jurisprudencia constitucional, está avalada por el Consejo de Estado y fue aprobada con amplio consenso político y social. Reconoce los derechos sexuales y reproductivos, da seguridad jurídica a las mujeres y a los profesionales sanitarios, proporciona garantías y equidad sanitaria, incide en la prevención de los embarazos no deseados y otorga la debida protección prenatal.

"El Gobierno ha cedido ante el chantaje de los obispos y quiere imponer su moral religiosa" "En los tres años que lleva en vigor no se ha producido ningún desajuste, no se ha hecho un uso abusivo de la ley, no ha saltado ninguna alarma. ¿Qué razones objetivas llevan a este Gobierno a eliminar la ley, más allá de imponer su moral limitando la libertad de las mujeres?", ha cuestionado Montón. "Las mujeres en nuestro país se quedan sin alternativas ante un embarazo no deseado. Se les empuja al aborto clandestino o inseguro", denunció.

La portavoz socialista considera que "el Gobierno ha cedido ante el chantaje de los obispos y quiere imponer su moral religiosa, para limitar la libertad y vulnerar el derecho de las mujeres a su libre maternidad". "Planean un retroceso más allá de la legislación de los años ochenta. Con un retorno al código penal del aborto como delito con pena de cárcel, eliminando el sistema de plazos y también las indicaciones de peligro de la madre y de malformación", ha denunciado. "¿Acaso lo que planean es una abolición encubierta del aborto en España?", se preguntó.