Público
Público

Los diputados del PP preguntan lo que se les dice y apenas hablan

La mayoría sólo ha formulado nueve cuestiones por escrito al Gobierno, pero sin esforzarse: usaron una plantilla elaborada al efecto por la dirección del grupo en colaboración con Hacienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alrededor del 80% de los diputados que integran el grupo popular en el Congreso de los Diputados – unos 140, una vez restados los que integran el Gobierno y el presidente de la institución - han limitado sus iniciativas parlamentarias durante todo el año 2012 a formular apenas nueve preguntas por escrito dirigidas al Gobierno.

Ese trabajo, además, no les supuso esfuerzo alguno: todas las preguntas respondían a una plantilla única elaborada por la dirección del grupo, de acuerdo con el Ministerio de Hacienda, con el fin de recabar datos por provincias para poner en valor el plan de pagos a proveedores de los municipios elaborado por el Ejecutivo.

Las nueve preguntas por escrito fueron registradas el mismo día: el 29 de junio de 2012. Este trámite, por lo demás, no requiere la presencia física del parlamentario ya que las preguntas –eso sí, con la firma del diputado - suelen ser presentadas en el registro de la Cámara baja por los servicios administrativos del grupo parlamentario.

Pero no todos los integrantes del grupo popular fueron obedientes a esta consigna. Por ejemplo, la mayoría de los parlamentarios gallegos limitaron esa cantidad a siete preguntas. Parte de esta cifra fue para dar cumplimiento a la consigna general y otra parte, al menos tres preguntas, lo fueron para demandar datos de actuaciones del ministerio de Fomento en la región. La ministra del departamento, Ana Pastor, es diputada por Pontevedra. También es gallego el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, oriundo de la misma circunscripción.

Con todo, según los datos que figuran en las páginas personales de cada uno de los 350 diputados en la página web del Congreso, hay cuatro parlamentarios del grupo del PP que no han llevado a cabo iniciativa alguna: Leopoldo Barreda (Bizkaia), Carmen Flores (Madrid), Francisco Márquez (Ceuta) y Juan Sánchez (Jaén) tienen su contador a cero en este apartado.

El análisis del contenido de las preguntas formuladas por sus señorías de la mayoría ofrece como resultado una carencia casi absoluta de iniciativa personal. Al margen del mencionado “paquete” de nueve preguntas, el resto de las preguntas escritas que han presentado los parlamentarios populares responden a otros “formularios” preestablecidos por la dirección del grupo que, sistemáticamente, son presentados en fechas determinadas. Se pueden contar con los dedos de las manos los diputados que han presentado preguntas por escrito en más de cuatro días diferentes desde el pasado mes de enero.

En cuanto a las intervenciones, el otro gran concepto que, según la terminología de la propia cámara, se utiliza para evaluar el trabajo de los parlamentarios, la actividad mostrada por los diputados populares no ha sido mucho mayor durante los últimos doce meses. Un porcentaje que ronda también el 80% de parlamentarios llega con dificultad a la decena de intervenciones, la gran mayoría de breves minutos – entre cinco y diez -, principalmente en sesiones que celebran las diferentes comisiones y no en el Pleno.

En términos generales se puede afirmar que los diputados del PP antes que parlamentar en comisión o en pleno son más propensos a escribir, o mejor dicho, a redactar preguntas dirigidas al Gobierno para que les sean contestadas también por escrito. Así se desprende del recorrido por las páginas personales de cada diputado. No hay diferencia entre veteranos y noveles, que en esta legislatura son una mayoría en el grupo: el índice de baja actividad es muy similar en unos y en otros.

Quienes se salen del guión son los portavoces de las diferentes comisiones. Pero no en demasía. Esa función tampoco genera una excesiva actividad, al menos en los registros de la cámara. La media de preguntas e intervenciones de los portavoces apenas alcanza la veintena en cada uno de estos dos apartados. Uno de los más “activos” es Andrés Ayala (Murcia) portavoz de Fomento que hace un doble/doble: 25/23. Es una marca notable.

Pero hay parlamentarios que en estos doce meses se han quedado mudos. Vamos, que no han abierto la boca hasta el momento. Son estos: Leopoldo Barreda (Bizkaia), Cayetana Álvarez de Toledo (Madrid), Juan Carlos Aparicio (Burgos), Antonio Vázquez (Zamora), Cristina Suárez (Badajoz), Teófila Martínez (Cádiz), Pablo García (Granada), Alfredo Prada (León), María Piedra Escrita Jiménez (Badajoz), Carmen Flores (Madrid) y Eva Durán (Madrid). Estas dos últimas han renunciado a su salario como diputadas – no al acta de diputada, que es compatible - al preferir la remuneración como concejalas del Ayuntamiento de Madrid por ser más elevada. En concreto, Durán manifiesta cobrar 90.060,56 euros como edil de Madrid.

Un caso llamativo es el de María Piedra Escrita Jiménez, ex alcaldesa de Campanario y diputada novata por Badajoz. En su página personal de intervenciones figura una: la que realizó en el pleno cuando pronunció las palabras “si, juro” para acceder a la condición plena de parlamentaria. No existe otra anotación igual en las páginas de intervenciones del resto de los diputados del PP. En términos globales, la gran mayoría de los diputados del grupo popular no superan los 30 minutos de intervenciones a lo largo de los dos periodos de sesiones del año que ahora acaba.

Curiosamente, el parlamentario con mayor protagonismo político y actividad pública en el seno del grupo popular, su portavoz Alfonso Alonso (Álava), aparece con el casillero en blanco en el apartado de iniciativas; ni siquiera firmó las nueve preguntas de rigor. Otra cosa son las intervenciones, apartado en el que aparece entre los primeros de su grupo.

Caso singular es el del presidente de la Cámara baja, Jesús Posada, quien también presenta una tarjeta sin anotaciones pese a ser un parlamentario con una agenda muy apretada y uno de los más conocidos por su trabajo institucional.

En los datos globales que ofrece la web del Congreso de los Diputados (www.congreso.es) aparece la estadística del trabajo en conjunto de los grupos parlamentarios. En el caso del grupo popular la cifra de iniciativas parlamentarias suma un total de 323, de las cuales 167 son para solicitar comparecencias, otras 141 son de defensa de proposiciones no de ley, otras 12 para solicitar la creación de órganos, y dos para proponer reformas del reglamento de la cámara. El grupo popular, lógicamente, no registra ninguna interpelación urgente al Gobierno.

El repaso a la actividad de los parlamentarios del PP ofrece distintas curiosidades. Por ejemplo, los diputados de la circunscripción de Baleares aparecen como los más prolíficos a la hora de plantear preguntas por escrito. Enrique Fajamés es el líder: 42 preguntas, seguido por sus compañeros Rogelio Araujo, María Ares y Juan Carlos Grau, todos ellos con 39. Y solo uno de los 185 diputados del grupo mayoritario ha solicitado un informe al Gobierno: sí, fue Enrique Fajarés, quien solicitó a la Administración del Estado una copia del contrato de limpieza del aeropuerto de Ibiza. Fue el pasado 15 de noviembre. No consta si  ha recibido ya el informe objeto de su petición.