Público
Público

Los dos diputados 'espiados' no votan el dictamen del PP

Alfredo Prada y Carmen Rodríguez Flores no han participado en la votación para no contradecir a su partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado, con 65 votos a favor del PP y 50 en contra de PSOE e IU, el dictamen de conclusiones de la comisión de investigación por la presunta trama de espionaje que determina que no existen responsabilidades políticas de los hechos investigados y que la Comunidad de Madrid no amparó ni ordenó realizar labores de espionaje.

En el dictamen que exculpa a la Comunidad del supuesto espionaje a políticos del PP, entre ellos los diputados autonómicos Alfredo Prada y Carmen Rodríguez Flores, no han participado en la votación y cuya ausencia durante la sesión ha marcado el debate.

Ambos eran el punto ineludible de atención. No lo podían ser los discursos de los portavoces de PP, PSOE e IU, preñados de argumentos ya conocidos. La oposición lo sabía, y por eso quiso remarcar a la presidenta la ausencia de Prada y Rodríguez Flores: '¿Se ha fijado en que tiene dos sillas vacías, que los espiados no están hoy?', atizó Inés Sabanés (IU).

Aguirre sonreía inmutable desde su escaño. 'Entiendo que le moleste. Tiene dos disidencias en este pleno'. Maru Menéndez (PSOE) ató la conclusión: 'La ausencia clamorosa de ambos es la mejor prueba de que el espionaje existió'.

Los conservadores vistieron de casualidad las bajas de sus dos diputados. Fuentes del PP apuntaron que Prada se hallaba 'de viaje en el extranjero' -la sede nacional informó de que estaba en Milán-, y Rodríguez, 'enferma'. Esta, añadieron, 'no cogía el teléfono a la cúpula del grupo desde hacía mucho tiempo'. 'Hubo también bajas en la oposición', replicaron en el Gobierno regional. Cierto: faltaron dos diputados de IU y uno del PSOE.

El PP no se pudo abstraer, con todo, de sus propias conclusiones. Francisco Granados, el consejero de Presidencia, había acusado a Prada de 'mentir' al afirmar que su agenda coincidía con los partes de los espías. El PP, repitió su portavoz, David Pérez, sostiene que tales notas son 'falsas'.

El argumento vale para Manuel Cobo, vicealcalde de Madrid, quien se ha ratificado en que fue 'seguido'. 'No puede haber espiados: no hubo espionaje', esgrimió Pérez, muy jaleado por Aguirre.

PSOE e IU avisaron a la presidenta: nada acaba. 'Ha ligado su futuro al de sus hombres de confianza. Recorrerá su mismo camino. Éste es el principio del fin de su impunidad. Su error le perseguirá. Acabará dimitiendo', le auguró Sabanés, que ahondó en la razón última: 'Se espía por algo, y los conflictos, los dossieres y la corrupción en el PP son la clave'. Menéndez también señaló a Aguirre: 'Al final de la escalera, está usted. Salga de la presidencia o los madrileños la sacarán por la puerta de atrás'. Pérez atacó a la oposición por comportarse como un 'Torquemada progresista'.