Público
Público

Diputados piden la recusación de uno de los máximos aliados de Ahmadineyad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo formado por 15 miembros de la bancada conservadora del Parlamento iraní han firmado una petición formal para recusar al ministro de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Salehí, informó la televisión estatal.

Según la fuente, la razón reside en la decisión del jefe de la diplomacia persa de designar como su mano derecha a Mohamad Sharif Malekzadeh.

"Al menos, 15 importantes diputados del bando principalista han firmado la petición, mientras que otros más se espera que lo hagan en breve", explicó el parlamentario Nader Qazaipour en declaraciones divulgadas por la televisión estatal en inglés.

El diputado agregó que varios colegas consideran que la decisión de Salehí no es adecuada, ya que Malekzadeh está considerado uno de los miembros del "grupo de desviados", como se conoce a algunos seguidores cercanos a Esfandiar Rahim Mashaí, jefe de la ofician del presidente, Mahmud Ahmadienyad.

Salehí, antiguo jefe del programa nuclear iraní, esta considerado uno de los principales aliados de Ahmadineyad.

Accedió a la cartera de exteriores el pasado diciembre después de que el mandatario cesara por sorpresa al entonces jefe de la diplomacia, Manoucher Mottakí, cuando éste se hallaba de visita oficial en África.

De acuerdo con la Constitución iraní, cualquier parlamentario puede emprender de forma personal un proceso de recusación, pero solo es admitida a trámite si es apoyada por una decena de diputados.

Por otra parte, la Asamblea comenzó hoy el proceso para aprobar la designación del nuevo ministro de Deportes y Juventud, Hamid Sajjadi, propuesto por el Ejecutivo tras largos meses de discusiones.

Según la agencia de noticias local Fars, la votación definitiva podría tener lugar el próximo martes.

La propuesta, hecha esta semana por el presidente, se conoce en medio de una dura lucha entre la cámara y el mandatario a causa de la polémica decisión de este último de fusionar varios ministerios y reducir así el número de carteras.

De acuerdo con la prensa local, el Parlamento ha denunciado algunas de estas fusiones ante la Judicatura.

La fusión de los ministerios, ente los que se incluyen algunos estratégicos como los de Telecomunicaciones, Transporte, Petróleo y Energía han colisionado con la oposición de diversos órganos de poder en el país, como el influyente Consejo de Guardianes.

A la oposición se sumaron el sábado los Fuerzas Armadas, que se mostraron contrarias a la fusión de los ministerios de Información Tecnológica y Telecomunicaciones por "motivos de seguridad" explicó el diputado Husein Sobhaninia.

En mayo, el Gobierno iraní anunció un plan para fundir en uno los ministerios de Carreteras y Transporte y el ministerio de Vivienda y desarrollo Urbano y hacer lo mismo con los ministerios de Energía y Petróleo, los ministerios de Industria y Minas y el de Comercio, y los de Seguridad Social y Bienestar con el de Trabajo y Asuntos Sociales.

A mediados de ese mes, y aludiendo al quinto plan quinquenal de desarrollo del país (2010-2015), el presidente Mahmud Ahmadineyad destituyó a los ministros de Petróleo, Masud Mirkazemí, Bienestar, Sadeq Mahsulí e Industria y Minas, Alí Akbar Mehrabian.

Sin embargo, hace una semana, alrededor de 200 de los 290 miembros del Parlamento firmaron una propuesta para retrasar tres años la aplicación del plan quinquenal en lo que respecta a la fusión de ministerios.