Público
Público

El director Ángel de la Cruz inicia el rodaje de "Los muertos van deprisa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director de cine Ángel de la Cruz presentó hoy en A Coruña su tercera película "Los muertos van deprisa", cuyo rodaje se realizará íntegramente en Ribadeo (Lugo) desde el próximo lunes y hasta el mes de septiembre.

En declaraciones a los periodistas durante el acto de presentación, a la que asistieron los actores Chete Lera, en el papel de Filomeno, y Neus Asensi, en el de Irene, De la Cruz explicó que el largometraje tiene "humor muy gallego".

Tras subrayar que las fechas del estreno "todavía hay que mirarlas", el director de "Unha noite de San Xoán" expresó su satisfacción por poder trabajar con el grupo de actores que conforma el reparto.

Todos los actores son gallegos, excepto la actriz Neus Asensi, quien se mostró muy optimista porque "es una película que os va a encantar a todos".

"Es un cuento hermoso que habla bien de Galicia y de sus gentes", aseguró Asensi.

Asensi se mete en el papel de una camionera que acude a buscar marisco a un pueblo de la costa gallega. Los problemas llegan al quedarse atrapada en un cementerio el día del entierro del patrón mayor de la cofradía.

Chete Lara destacó que "todos los personajes son entrañables" y no ocultó su emoción por "ver que por fin los muertos van deprisa".

La casualidad y la fortuna fueron las causantes de convertir a Ribadeo en un plató. Mientras de la Cruz buscaba escenarios, le llegó la invitación para formar parte de un jurado en la localidad lucense.

Una vez allí comentó con el alcalde su necesidad de buscar unos acantilados para la película. El regidor local le mostró distintas posibilidades y, tras una serie de visitas, se enamoró de Rinlo y de su gente, explicó De la Cruz.

La presentación finalizó con un recuerdo a Fernando Fernán Gómez, que iba a participar en este largometraje, "su última película", indicaron Chete y de la Cruz.

Su papel era el del padre de Filomeno, uno de los protagonistas, pero, como en otras ocasiones, recordó, "la realidad superó a la ficción".