Público
Público

El director de GM en Europa destaca la importancia de la fábrica de Rüsselsheim

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director de la firma automovilística estadounidense General Motors en Europa, Nick Reilly, destacó hoy la importancia de la fábrica alemana de Rüsselsheim (cerca de Fráncfort) por su centro de desarrollo técnico.

Tras una reunión con el primer ministro del Estado de Hesse, el cristianodemócrata Roland Koch, Reilly hizo hincapié en que también será necesario un recorte de empleos en Rüsselsheim.

No obstante, Reilly, que se reúne esta tarde con representantes de los trabajadores de Opel, rehusó comentar cuántos empleos prevé recortar la casa matriz y se limitó a decir que la reestructuración en Rüsselsheim se parece a la que había propuesto el productor de componentes austríaco-canadiense Magna.

General Motors quiere reducir la capacidad de producción en Europa en un 20 por ciento, lo que supone la reducción de entre 9.000 y 9.500 empleos de los 50.000 empleos actuales.

Reilly cifró las necesidades de financiación de Opel para los próximos dos años en 3.300 millones de euros (4.917 millones de dólares).

El director de General Motors Europe dijo ayer que las fábricas de las localidades de Bochum y Kaiserslautern producirán en el futuro productos para la empresa y serán importantes para Opel/Vauxhall.

Previamente, Reilly se reunió con el primer ministro del Estado de Renania del Norte-Westfalia (donde se encuentra Bochum), Jürgen Rüttgers, informó Opel y con el primer ministro del Estado federado de Renania Palatinado (donde se encuentra Kaiserslautern), el socialdemócrata Kurt Beck.

Reilly se reunió el lunes en Bruselas con los ministros de Industria de los países de la Unión Europea (UE) con factorías de General Motors Europa.

En la reunión acordaron que darán una respuesta común al plan de reestructuración que GM presentará a finales de esta semana al comité de empresa europeo.

Los países europeos con fábricas de Opel lo analizarán en una reunión con la Comisión Europea el próximo 4 de diciembre en Bruselas.