Público
Público

El director de "Triage" dice que "nadie puede entender qué es tener granadas explotando detrás de ti"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cineasta bosnio Danis Tanovic, ganador del Óscar por "En tierra de nadie", vuelve a tratar las complejidades de un conflicto bélico en "Triage", donde la realidad en el Kurdistán y el peso de la memoria de la Guerra Civil española se trenzan para obstaculizar el amor entre Paz Vega y Colin Farrell.

"Hay cosas que, afortunadamente para el resto, sólo puedes entender si las has vivido. Puedes recibir empatía, pero no puedes esperar que la gente entienda lo que es tener granadas explotando a tus espaldas", asegura a Efe Tanovic en una entrevista telefónica.

En "Triage", producción póstuma de Anthony Minghella y Sidney Pollack, el realizador balcánico explora la soledad moral del superviviente a través de la traumática reinserción de un fotógrafo de guerra que, interpretado por Colin Farrell, vuelve del Kurdistán y se siente incapaz de retomar su vida.

Allí -un lugar en el que se vive, todavía hoy "una situación vergonzosa e injusta", dice el realizador- presencia el "triage" que da título a la película: el proceso de clasificación que realiza un médico kurdo, mediante bandas de colores, con los heridos que recibe.

Para salvar a algunos, tendrá que dejar morir a los más graves. Y esa es la metáfora a la que se enfrenta el protagonista: deberá matar los recuerdos para él seguir viviendo.

"Como superviviente te preguntas ¿por qué sobreviví? ¿por qué otros murieron? Hay algo de culpa en ello y no sabes por qué. Y crees que puedes tomar distancia, pero es imposible", explica este cineasta, que participó activamente en el conflicto de la ex Yugoslavia.

El tercer frente que completa "Triage" es el de la Guerra Civil española, que justifica la presencia de la actriz española Paz Vega. "El mundo tiene una visión muy romántica de ella", explica Tanovic, que cataliza la parte más discursiva de su filme a través de un psiquiatra interpretado por Christopher Lee.

"Nos hemos acostumbrado a juzgar, y eso en lo referente a una guerra es muy difícil. Un mismo hombre puede ser considerado un héroe de guerra, un luchador de la libertad o un criminal. Todo depende de los puntos de vista", explica.

Así, Joaquín Morales -nombre del personaje de Lee- rompe en la película su relación con su nieta Elena -interpretada por Paz Vega- por acceder a aplacar desde el diván los conflictos de moral de los soldados del Frente Nacional español.

Su función, según el guión de la película, era la de "devolver la humanidad a un asesino" e impedir así que siga matando. "La guerra tiene de especial que nos pone al límite, nos conecta con la verdadera naturaleza humana", matiza el cineasta.

La perspectiva adoptada por Tanovic en esta ocasión dista mucho de la sátira sobre la convivencia entre un serbio y un bosnio en una trinchera que le llevó a ganar el premio al mejor guión en Cannes y el Óscar a la mejor película de habla no inglesa con "En tierra de nadie".

"No elegí en esta ocasión ser menos humorístico. La historia -basada en el libro de Scott Anderson- no era muy divertida. Pero es cierto también que cuando filmas en una lengua que no es la tuya es difícil ironizar. Mi humor está muy relacionado con la retórica, con la lengua", y a él vuelve ahora con su nuevo proyecto "Circus Columbia", que rueda en su tierra natal.

En "Triage", entonces, suma a su afinidad por las historias bélicas la búsqueda obsesiva del pasado que enarbolaba su anterior filme, el drama rodado en Francia "L'Enfer", que protagonizaron Emmanuelle Béart y Carole Bouquet.

"El pasado es para mí, quizá no una obsesión, pero sí algo definitivo. Tu eres tu pasado. Eres lo que has vivido y sin él no puedes entenderte a ti mismo. Aunque creo en el amor como manera de mirar al futuro. Somos a la vez tan complejos y tan simples", concluye.

Mateo Sancho Cardiel