Público
Público

La directora turca Ustaoglu plantea un drama familiar en Donosti

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Críticas al conformismo, conflictos generacionales, un viaje interior y el drama de la enfermedad de Alzheimer semezclan en el argumento de "Pandora's box" (La caja de Pandora), obra de la directora turca Yesim Ustaoglu presentada el lunes en la 56ª edicióndel Festival de Cine de San Sebastián.

La cinta turca es una de las 15 aspirantes a la Concha de Oro que se entrega el sábado, para la que la crítica ya empieza a perfilar sus favoritas enel quinto día de competición.

En una jornada dominada por la presencia femenina tras la exhibición de "El patio de mi cárcel", de la española Belén Macías, Ustaoglu quisodestacar que su película arremete contra el conformismo y pretende también plantear una reflexión sobre el lugar al que pertenecemos.

La cinta comienza con el viaje de dos hermanas y un hermano a la costa turca del mar Negro tras enterarse de que su madre ha desaparecido.Aunque unen sus fuerzas para buscarla, los tres descubren que apenas se conocen y constantemente se echan en cara sus defectos.

Cuando se les informa de que su madre está enferma de Alzheimer, los tres hermanos deciden trasladarla a Estambul para cuidarla. En un entornoque le es totalmente hostil, la anciana forjará una relación muy especial con su nieto y pondrá de relieve el conformismo de algunas generaciones.

"En esta historia hay tres generaciones: la del medio, que tiene una vida asentada y con problemas. Una que ha perdido la memoria y la otra queestá buscando el significado de la vida", dijo la directora durante una rueda de prensa ofrecida en el Kursaal, donde estuvo arropada por varios desus actores.

"Quería que estas generaciones se cruzaran y que la gente se dé cuenta de lo que pierde en esa parte de la vida, la del medio", agregó.

Este es el cuarto largometraje de Ustaoglu tras "Viaje al sol" (1999), "Bulutlari Beklerken" (2003) y "Waiting for the clouds" (2004), y vieneinspirado por una experiencia cercana de la directora con la terrible enfermedad.

"Es una película impulsada por los personajes y aborda temas sociales. Es muy personal a la vez, con una visión muy personal y un aspecto muypersonal", explicó Ustaoglu, que según afirmó trata siempre de plantear un viaje interior con sus historias.

La actriz francesa Tsillar Chelton, de 90 años, es la encargada de dar vida a la anciana Nusret, para lo cual tuvo que aprender un guión en turco.

"Nusret es una mujer fuerte, que pierde su memoria pero que sabe dónde quiere morir, a dónde pertenece, Esto es lo que pretende preguntar lapelícula, a dónde pertenecemos", concluyó Ustaoglu.

"FROZEN RIVER", UNA DE LAS FAVORITAS

Proyectadas casi la mitad de las películas que forman la Sección Oficial, la estadounidense "Frozen River", de la directora Courtney Hunt, pareceperfilarse como una de las favoritas de la crítica, así como su actriz protagonista, Melissa Leo, que podría ser una de las principales aspirantes a laConcha de Plata a la mejor actriz.

Aún faltan por presentarse, entre otras, la francesa "Louise-Michel", la japonesa "Aruitemo, Aruitemo", la palestina "Laila's birthday" y la coreana"Bi Mong".

La capital donostiarra está viviendo con intensidad su cita cinematográfica anual, e incluso los agentes del orden han tenido que intervenir paracontrolar la alta afluencia de público a las proyecciones o en busca de estrellas.

Hasta el momento han pasado por la alfombra fucsia del festival Antonio Banderas, John Malkovich, Ben Stiller, Robert Downey Jr. o Colin Firth,y aún se espera la presencia de Meryl Streep, que el viernes recibirá el Premio Donostia a su trayectoria.

/Por Raquel Castillo/