Público
Público

"El discípulo", mejor película del festival británico de cine independiente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cinta española "El discípulo", dirigida por Emilio Ruiz Barrachina, fue galardonada como mejor película en el festival de cine independiente Film Makers de Thanet (Reino Unido).

La película, que contaba con siete nominaciones, obtuvo además los galardones de mejor actor principal, por la interpretación del estadounidense Joel West como Jesús, y de mejor producción, premio que ha recibido Barrachina.

Desde su estreno el pasado mes de abril, la polémica ha acompañado a esta película que cuenta con dos importantes y polémicas novedades como carta de presentación: es una producción española rodada en inglés y se trata del primer filme de la historia del cine que aborda la figura de un Jesucristo despojado de su divinidad.

Tras su estreno el pasado mes de abril, la Conferencia Episcopal tachó el proyecto de "película plana, que parece salida del túnel del tiempo para llevarnos a los peores años del cine español" y dijo que la historia era además "completamente inventada".

"Lo que molesta es que critiquen aspectos técnicos y artísticos de la película, que está teniendo muy buena acogida en festivales internacionales", comentó a Efe Barrachina, poco antes de que comenzara la entrega de premios del festival que ha tenido lugar estos días en Thanet, localidad del condado de Kent, al sur de Inglaterra.

Barachina se lamenta de que la gente haya criticado que la cinta presenta a un Jesús cojo y que bebe, "en lugar de fijarse en otras cuestiones, que sí que son verdaderamente novedosas, como que su madre, María, paga a una prostituta para que le seduzca o que en lugar de Barrabás, junto a Cristo estén crucificando a una mujer".

"El discípulo" es fruto del empeño personal de un hombre que ha tenido que compatibilizar las tareas de director y productor para sacar adelante una historia controvertida basada en estudios históricos que defienden que Jesús no fue sino el sustituto de Juan Bautista tras su muerte.

El equipo, formado por más de 180 personas de cuatro nacionalidades diferentes, se trasladó durante el rodaje a Baza (Granada), donde La Alpujarra se convirtió en el desierto por el que deambula un Jesús más humano que divino, al que se ve casi perdido en la inmensidad del paisaje a través de una secuencia de impresionantes y conmovedoras tomas aéreas.

"Las secuencias del desierto las tomamos desde un helicóptero que utilizaban para fumigar las plantaciones de lechugas", explicó el director quien tuvo que "apañarse" con un presupuesto bastante reducido.

Barrachina se inspiró en la escenografía de "El testamento de Orfeo", la última película que rodó el cineasta francés Jean Cocteau antes de su muerte, para recrear la soledad de un Cristo que se muestra iracundo y combativo durante gran parte de la historia.

Una banda sonora con el flamenco como protagonista y actores de talla internacional como la estadounidense Marisa Berenson, nominada como actriz principal en el festival de Thanet por su papel de María, o el británico Christopher Grilling, Simón Pedro, son las bazas de una película que está teniendo una positiva acogida en Reino Unido y en los países escandinavos.

"Es normal que en estos países, donde la gente lleva años viendo el cine de directores como por ejemplo Ingmar Bergman, la película resulte menos chocante", explicó Barrachina para quien los premios recibidos hoy son "un alivio y una recompensa a tanto esfuerzo y tanta presión como ha supuesto la realización de la película".

Aunque no acudió a la gala porque actualmente se encuentra trabajando en Portugal, Juanjo Puigcorbé, que según Barrachina da vida "al mejor Poncio Pilato de la historia del cine", explicó a Efe en una conversación telefónica que la película, aunque "chocante", es "muy rigurosa".

"Pilato era un hombre con un poder enorme que además sentía cierta animadversión por los judíos. Él no se lava las manos porque se desentienda del caso, sino que aplica la ley romana e impone la pena máxima ordenando crucificar a Jesús", relató Puigcorbé.

Tras el éxito cosechado en este festival, uno de los encuentros del cine independiente más importantes de Europa, "El discípulo" viajará a Los Ángeles para participar en el Film Makers Festival de la meca del cine, donde volverá a aspirar al premio a la mejor película.

Junto a "El discípulo", el otro gran protagonista de la noche fue el actor británico David Prowse, quien en su día encarnara a Darth Vader, el villano de la saga Star Wars, que fue galardonado como mejor actor secundario por su participación en la cinta "The kindness of strangers" y recibió un premio especial en reconocimiento a toda su carrera.