Público
Público

Las discográficas quieren rentabilizar la muerte de Brittany Murphy

Varias compañías investigan si en algún lugar queda una canción de la actriz que se pueda rescatar para publicar un lucrativo álbum póstumo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los responsables de ventas de las discográficas se han dado cuenta de que todo lo que tenga que ver con la fallecida Brittany Murphy vende. Por ello, han puesto a sus equipos a trabajar y a investigar por si en algún lugar queda una canción de la actriz que se pueda rescatar para publicar un lucrativo álbum póstumo.

'Obviamente no es el fenómeno Michael Jackson, pero la gente está interesada en Brittany y su historia'. Con estas palabras una fuente de una discográfica explica las líneas maestras del plan de su compañía. 'Podría acabar teniendo una 'hit' o dos' en el mercado', añade, mientras señala que todo depende del material grabado.

Brittany Murphy, que falleció en extrañas circunstancias en su casa, se embarcó en una carrera musical en 2006, cuando se asoció con el Dj y productor Paul Oakenfold y publicó la canción Faster Kill Pussycat. También apareció en una de las canciones de la banda sonora de 'Rompiendo el hielo'.

Por ello ahora las discográficas están buscando 'canciones perdidas' u 'ocultas' que se puedan rescatar para un lanzamiento póstumo muy lucrativo. Se desconoce si Murphy grabó algún tema más aparte de los mencionados, al contrario que Michael Jackson, del que todavía quedan centenares de canciones que nunca fueron publicadas.

Por su parte, Paul Oakenfold ha explicado por qué Brittany se negó a poner su nombre en los títulos de crédito de la canción Faster Kill Pussycat. 'Le dije '¿por qué esconder algo así?' Tienes un gran talento. La gente se asombrará y le gustará lo que va a oir. No eres una de esas actrices que intenta cantar y que no hace un buen trabajo'.

En declaraciones a People, el artista revela además que la actriz estaba grabando un disco en el momento de su muerte y elogia el talento musical de Brittany, lamentando que el mundo vaya a perderse algunas de sus canciones. Aunque puede que alguna discográfica consiga dar la sorpresa.