Público
Público

"Las discográficas son un aval para los músicos"

Elbicho reinterpreta su flamenco psicodélico en un CD en vivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No hay muchos músicos en España capaces de reinventarse en cada canción. Elbicho es una excepción. Las mejores cartas de sus ocho componentes van de la mano de lo imprevisible, y no solo huyen del plato precocinado. Revolucionaron el panorama del flamenco fusión con una mezcla fortuita, como todo en su obra de ritmos africanos, cajones flamencos, melodías hindúes y bulerías. En cada concierto despiertan un animal de escenario (Miguel Campello, el cantante) y se gustan de improvisar, tal y como cuando empezaron, en las calles de Lavapiés, en Madrid, conquistando a los incautos viandantes y repartiendo octavillas para anunciar sus conciertos.

De elbicho dicen que son la versión actual de Triana, solo que introducen la psicodelia y el rock de los sesenta y setenta. En 2003 publicaron su primer disco homónimo, que en menos de un año se convirtió en disco de oro, a los que siguieron elbicho II (2005) y elbicho VII (2007), que arrasó en las listas de ventas. Ahora lanzan elbich8 de imaginar, su primer disco en directo, en el que todo suena distinto a sus discos. No hay lista de canciones y, las que hay, se transforman. 'El directo es más real, es como el teatro. Puedes volver atrás, borrar, copiar nos vamos amoldando unos a otros, pero lo importante es que la gente sea receptiva a la improvisación', explica Miguel.

Este disco, dicen, ha salido 'a boleo', después de que la productora que grabó sus conciertos se viniera abajo. 'No queríamos que todo se quedara en un cajón, así que nos lo hemos montado nosotros mismos', afirma Toni, batería. 'Ordenamos las canciones y las hemos dado brillo. Para nosotros ha sido novedoso hacer un repertorio', añade Miguel.

Rokipankis, Delosmalos, La toba o Ropa tendía forman parte de la 'ceremonia dionisiaca' que monta elbicho en sus actuaciones, que este verano continuarán por España y el extranjero. 'Este año toca Varsovia. El año pasado visitamos Suecia y despertamos cierto interés. Son muy curiosos'.

Elbicho es un animal inquieto y no descansa. Preparan ya nuevo disco que reflejará la 'tranquilidad' y el 'cambio de horarios' que ha supuesto la paternidad para Miguel. 'Ahora podemos decir que vivimos de esto sin preocupación. Sabemos que la compañía sigue apostando por nosotros'.

Sí, para ellos las discográficas todavía son necesarias. 'Nosotros somos un grupo que ha nacido del boca a boca, pero creo sinceramente que un grupo que quiere salir adelante tiene que entrar en un sello. Puedes autoproducir tu disco y colgarlo en Internet, pero, ¿cómo te das a conocer?', se pregunta Miguel. 'Promocionar un disco es un trabajo que yo desconozco totalmente.

Esta gente que está por aquí [se refiere a los trabajadores de Warner] parecen funcionarios, están aquí todo el día con sus negocios. Si te lo montas tú y no consigues nada, pierdes tu dinero y el del crédito que hayas pedido. Un creador tiene que asumir ciertas responsabilidades porque todo se te puede ir de las manos. Las compañías son un aval', concluye el cantante.