Público
Público

Un diseñador ve el lado positivo de la etiqueta "Hecho en China"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es usual como un valor agregado en la moda internacional, pero para el prometedordiseñador de Hong Kong Dorian Ho la etiqueta "Hecho en China" es un beneficio, que espera lo posicione como unafigura mundial.

Capitalizando la popularidad de las bodas al estilo occidental en Asia, Ho ha creado una marca de "alta costura" yvestidos de novia que vende también en Estados Unidos y su nueva colección será lanzada pronto en Europa.

Puede que no sea un "Valentino" o un "Óscar de la Renta", pero por 2.000 dólares (1.300 euros), un vestido deseda Dorian Ho cuesta un tercio que un equivalente de Valentino o de Versace.

"Pocas personas pueden acceder a comprar muchos vestidos Valentino, pero por el precio de un Valentino puedenpagar dos o tres de los mío", afirmó Ho, de 37 años.

Utilizando telas de alta costura enviadas desde Europa, los vestidos son cosidos en la propia fábrica de Ho en el surde China y terminados por costureras altamente calificadas.

Los costes de producción relativamente bajos en China, dice HO, lo que le permiten usar con mayor libertad lassedas importadas de más alta calidad, encajes y otros accesorios.

Pero la pregunta crucial es si los clientes desembolsarán miles de dólares por vestidos de primera calidad que estánhechos en China.

Muchas casas de moda europeas creen que no lo harán y están manteniendo al menos sus diseños exclusivos cercade casa para poder controlar la calidad y optimizar sus etiquetas de "Hecho en Europa", a fin de eludir a competidoresde bajo coste como Ho.

"La etiqueta 'Hecho en China' todavía es, lamentablemente, sinónimo de 'barato y mala calidad'", aseveró MichelPhan, presidente del grupo de lujo LVMH y profesor de márketing en la escuela de comercio francesa ESSEC, en elcampus de Singapur.

"Las casas de alta costura son lo que son hoy en día porque diseñan y producen en Europa (Francia, Italia, ReinoUnido y España). Esos países son sinónimo de calidad y atención al detalle", añadió.

Incluso la etiqueta "Hecho en Italia" no es suficiente para Versace, que afirma que todas sus prendas llevan unaetiqueta indicando que el artículo fue producido en su fábrica en Italia.

VENTAJA CHINA

Puede que los diseños de Ho sean de estilo europeo pero su marca es asiática y él está tratando de usar esto para subeneficio mediante la aplicación de sus conocimientos de la industria textil china.

La idea es producir vestidos de alta calidad a precios que resultan imposiblemente bajos para las casas de diseñoeuropeas.

Ho dice que tiene el control total de la calidad porque sus prendas son fabricadas en su planta de Shenzhen, al otrolado de la frontera de Hong Kong.

El diseñador, quien dice que no apunta a posicionarse en el mercado chino todavía, tiene la vista puesta enposicionar su nombre en Europa con una colección de bodas "prêt-a-porter" el año que viene y con desfiles en París yLondres.

/Por Susan Fenton/.*.