Público
Público

El disidente cubano Guillermo Fariñas abandona su huelga de hambre

Su decisión se produce tras el anuncio del Gobierno de Cuba de liberar a 52 presos políticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El disidente cubano Guillermo Fariñas has puesto fin a la huelga de hambre que comenzó hace más de cuatro meses (tras la muerte del preso político Orlanzo Zapata) para pedir la libertad de los presos políticos enfermos, según fuentes de la disidencia. Pospone su protesta durante el plazo dado por el gobierno de Raúl Castro, para excarcelar gradualmente a los presos políticos del llamado Grupo de los 75, condenados en la llamada Primavera Negra de 2003.

'Me comprometo a curarme ante mis hermanos', agrega el periodista independiente y psicólogo. Así lo ha expresado en el comunicado que suscribió ante una comisión de miembros de organizaciones disidentes que le visitó hoy en el hospital de la ciudad central de Santa Clara, donde ha permanecido ingresado desde el pasado 12 de marzo. Fariñas agradece el apoyo recibido 'de todos los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo, quienes fueron mi escudo protector contra las maniobras represivas'.

El gobierno de Cuba anunció el pasado miércoles su intención de liberar en un plazo máximo de cuatro meses a 52 presos políticos, de los que cinco serán excarcelados en breve y se trasladarán a España, según confirma el Arzobispado de La Habana.

Se trata de Antonio Villarreal Acosta, Lester González Pentón, Luis Milán Fernández, José Luis García Paneque y Pablo Pacheco Ávila, todos reconocidos como prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional.

Estos presos 'podrán salir rumbo a España en los próximos días', según la información divulgada por la iglesia católica de la isla. Pese a no especificar en qué momento se producirán las liberaciones, todo indica que será de forma inminente. La iglesia divulgó también los nombres de seis presos que serán 'acercados' a otras cárceles ubicadas en sus provincias de residencia.

Estas decisiones responden al compromiso del Gobierno de Raúl Castro anunciado el miércoles de excarcelar a 52 presos políticos en el marco de su diálogo con la Iglesia católica y apoyado por el Gobierno español. Todos los opositores que sean liberados en este proceso de excarcelaciones podrán irse a España con sus familias si lo desean, según anunció el miércoles Miguel Ángel Moratinos.