Público
Público

Disidentes aplauden la visita de Moratinos pero son escépticos con el Gobierno de Cuba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miembros de la disidencia interna de Cuba valoraron hoy positivamente la próxima visita del ministro de Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos para apoyar el diálogo en favor de los derechos humanos, pero se mostraron escépticos con la voluntad del Gobierno de Raúl Castro.

En declaraciones a Efe, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, opinó que las intenciones del Gobierno de España "seguramente son buenas".

Sin embargo dudó de que Moratinos encuentre "un terreno suficientemente abonado" y "una clara voluntad política" en el Gobierno de Cuba para "tomar las decisiones que se necesitan en este momento en materia de derechos humanos".

Por su parte, el economista opositor Óscar Espinosa destacó como "muy positivo" el apoyo de España "a este proceso de reconciliación y a esta puerta abierta por la Iglesia Católica".

Espinosa se mostró a favor de tener "paciencia" y dar un "margen de espera" al proceso de diálogo entre la Iglesia Católica y el Gobierno de Raúl Castro porque "recién ha comenzado", si bien a su juicio ha suscitado mucha esperanza.

También las Damas de Blanco, familiares de opositores encarcelados en la represión de la Primavera Negra de 2003, valoraron el anuncio de la visita de Moratinos o de "cualquier persona de buena voluntad" que "interceda" en favor de los presos políticos.

"Sabemos que no estamos solos y la gestión que se pueda hacer, que sea con resultados positivos para nuestros presos, vale la pena" dijo Berta Soler, quien lamentó sin embargo que el Gobierno cubano "es impredecible". "Realmente no sabemos qué piensa, qué quiere, qué va a hacer, ni cuándo, ni cómo", añadió.

Más pesimista se declaró la opositora Marta Beatriz Roque, encarcelada en 2003 y luego liberada por motivos de salud quien opina que en el Gobierno cubano no hay voluntad alguna para resolver la situación de los derechos humanos.

Cuestionó además a los actores de ese proceso de diálogo y defendió que "si hay alguien que quiere ser intermediario y quiere sentarse a la mesa, bienvenido. Pero de un lado tiene que estar la oposición y del otro el gobierno".

Moratinos anunció hoy que el lunes viajará a Cuba para apoyar el esfuerzo de la Iglesia católica y las autoridades cubanas para mejorar los derechos humanos en el país y se mostró convencido de que habrá resultados positivos en ese sentido.

Hasta el momento, los frutos del proceso de diálogo abierto en mayo entre el Gobierno del general Raúl Castro y la jerarquía católica cubana han sido la excarcelación de un preso político muy enfermo (Ariel Sigler) y el acercamiento de doce opositores encarcelados a centros de sus provincias de residencia.