Público
Público

Disminuye mortalidad por cáncer oral en población más educada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

La mortalidad por cáncer deboca y garganta está en descenso desde los años 90, pero sóloen la población con por lo menos el secundario completo.

Los autores de un nuevo estudio lo atribuyen al aumento deltabaquismo y otros factores de riesgo de cáncer oral entre laspersonas con menos educación formal, más pobres y con pocoacceso a la atención oportuna.

Tendencias similares se registraron en las tasas demortalidad de los cánceres de pulmón y mama.

"Tenemos que trabajar más en el nivel socioeconómico, quequizás es un factor importante en la mortalidad por cánceresorales y orofaríngeos", dijo el doctor Joseph Califano, de laEscuela de Medicina de la Johns Hopkins University, enBaltimore, quien no participó del estudio.

"Es clave el acceso al sistema de salud para detectar elcáncer en los primeros estadios", añadió el experto.

El estudio, dirigido por la doctora Amy Chen, de la Escuelade Medicina de la Emory University, en Atlanta, incluyóestadísticas de 26 estados sobre cánceres de boca y gargantaregistrados entre 1993 y el 2007 en adultos de 25 a 64 años. Enese período, hubo 19.300 muertes.

La mortalidad por cáncer se redujo entre un 2 y un 5 porciento anual desde los años 90. Al final del estudio, esasenfermedades le causaban la muerte a tres de cada 100.000hombres blancos, a seis de cada 100.000 varones negros y a unade cada 100.000 mujeres de ambas etnias por año.

Pero cuando el equipo analizó esas cifras según el niveleducativo, halló que la reducción de las estadísticas sólo semantenía en la población afroamericana que por lo menos habíacompletado el colegio secundario y los blancos con algunos añosde la universidad.

"Invertir en la educación es muy importante no sólo para elestado de la salud de la población, sino también para su niveleconómico", señaló Chen.

El tabaquismo, el abuso de alcohol y el virus del papilomahumano (VPH) están asociados con la aparición de los cánceresde boca y garganta.

Y el tabaquismo es más común en los pobres y las personascon menor educación formal, dos grupos poblacionales quetienden a no tener cobertura de salud ni consultar conregularidad al médico de atención primaria.

Los síntomas de los tumores orales incluyen el dolorconstante de garganta u oído, los problemas para tragar y laaparición de un bulto en la garganta que demora más de un parde semanas en desaparecer.

"Cualquiera de estos signos deben controlarse paradescartar que se trata de un cáncer", dijo la autora.

Entre los 4.000 casos de cáncer en los sitios donde sueleactuar el VPH, como la garganta, las amígdalas y la lengua, latasa de mortalidad disminuyó significativamente entre losafroamericanos con mayor educación formal, pero aumentó en loshombres y algunas mujeres blancas con bajo nivel educativo,publica Archives of Otolaryngology-Head & Neck Surgery.

Chen destacó la importancia de la protección durante lasrelaciones sexuales, incluido el sexo oral, y opinó que lavacunación de niños y niñas contra el VPH ayudaría a reducirlas cifras, aunque no inmediatamente.

"Estamos hablando de conductas sexuales de 20 o 30 añosantes de la aparición del cáncer", dijo Chen.

Califano recordó que aún se desconoce si la vacuna previenelos cánceres de boca y garganta y cómo se relaciona el sexooral con la aparición del cáncer. "Es un estudio muyinteresante. Genera más preguntas que respuestas", concluyó.

FUENTE: Archives of Otolaryngology-Head & Neck Surgery,online 21 de noviembre del 2011