Público
Público

El Disneylandia de Tokio alcanza los 500 millones de visitantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El complejo temático de Disney en Tokio alcanzó hoy la cifra de 500 millones de visitantes desde que fue inaugurado hace 27 años como el primer parque de Disneylandia fuera de Estados Unidos, informó la empresa operadora.

Megumi Soma, de 38 años y madre de dos niños, fue felicitada hoy personalmente por los ratones Mickey Mouse y Minnie Mouse, que le entregaron un certificado que la acredita como visitante número 500 millones, dijo a Efe un portavoz del operador Oriental Land.

Con sus volcanes, castillos y animados personajes como el pato Donald, el Disneylandia de Tokio se abrió en 1983 como el primer parque de Disney fuera de Estados Unidos y el tercero del mundo que construía el gigante norteamericano de animación.

Posteriormente, en 2001 se abrió al público en sus cercanías, en la provincia de Chiba (este de Tokio), otro gran parque, DisneySea, compuesto por siete grandes puertos donde se zambullen los personajes de dibujos animados.

A pesar de que los dibujos animados de producción nipona acaparan un 60 por ciento del mercado mundial de animación, los personajes de Disney gozan de una enorme popularidad entre los japoneses, sobre todo entre las mujeres.

El 53,1 por ciento de los visitantes del complejo temático de Disneylandia tienen entre 18 y 39 años, y el 71,1 por ciento son mujeres, según datos de Oriental Land. El 90 por ciento, además, repiten.

En Tokio ha caído el número de extranjeros que visitan Disneylandia del 3,2 por ciento en 2008 al 2,8 por ciento en 2009, pero Disney tiene previsto abrir en 2012 un nuevo parque temático en Shanghái, que costará unos 4.500 millones de euros y ocupará una superficie de diez kilómetros cuadrados.

Aunque solo ha ocurrido una vez, el complejo Disneylandia en Tokio llegó también en 2001 a los titulares políticos en todo el mundo.

Ese año, el hijo primogénito del líder comunista norcoreano, Kim Jong-il, perdió sus opciones a liderar el régimen estalinista tras ser detenido en Japón por intentar entrar con un pasaporte falso, con la intención de visitar el parque Disney de Tokio.