Público
Público

Los dispositivos más modernos subestiman la presión sanguínea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

Los dispositivos automáticospara medir la presión están reemplazando a los manómetros demercurio en consultorios y clínicas de todo el mundo, pero unanueva comparación de ambas técnicas sugirió que la versión másmoderna no es necesariamente la mejor.

La tendencia, además, hasta podría dejar de lado a lospacientes que necesitan tratamiento antihipertensivo.

Las lecturas fueron 2 puntos inferiores con el aparatoautomático que con el de mercurio, según los doctores Robert A.Koner, Stanley H. Wishner y Johanna Landgraf, del Hospital GoodSamaritan, en Los Angeles.

De hecho, las diferencias aumentaron en los mayores de 65años.

El método de "auscultación" (del latín, escuchar) másantiguo incluye un estetoscopio y un manómetro de mercurio. Elestetoscopio sobre la arteria en el brazo del paciente permiteal médico escuchar el retorno del pulso (presión sistólica) ysu desaparición (presión diastólica), a medida que la banda sedesinfla y la sangre vuelve a fluir por la arteria.

El manómetro de mercurio indica la presión en milímetros demercurio (mm Hg) en cada uno de esos puntos.

Los nuevos dispositivos automáticos calculan la presiónsistólica y diastólica según la tensión arterial promedio. Lamedición oscilométrica demanda menos habilidad que la técnicamás antigua y sirve para el personal no entrenado y para quelos pacientes se controlen en el hogar.

El equipo de Kloner comparó las técnicas de auscultación yoscilométrica. Para eso unió ambos dispositivos a una solabanda, lo que permitió comparar los resultados en un mismo paciente y en los mismos latidos. El estudio incluyó a 337personas que consultaron a un cardiólogo.

La presión sistólica promedio (el valor más alto) fue 131con el dispositivo automático y 133 con el manómetro demercurio. Los valores de la presión diastólica fueron 70 y 72,respectivamente.

Si bien 2 puntos no parecen demasiado, Kloner indicó quehay pruebas sólidas de que hasta 2 puntos menos en la presiónpueden reducir el riesgo de infarto o accidentecerebrovascular.

También señaló que las diferencias crecieron en una grancantidad de pacientes. Por ejemplo: un 7 por ciento tuvo unadiferencia de entre 10 y 15 mm Hg, mientras que en un 4 porciento fue de entre 15 y 20 mm Hg. En el 2 por ciento, ladisparidad superó los 20 mm Hg.

Un 10 por ciento de los participantes menores de 65 añostuvieron una diferencia en los valores de presión obtenidos conambas técnicas, mientras que esto ocurrió en casi un 30 porciento de los mayores de esa edad.

Para Kloner, la explicación sería que las arterias de losadultos mayores son más rígidas, lo que reduce la precisión dela técnica oscilatoria. Con el manómetro de mercurio, lossonidos del pulso se mantienen audibles a pesar de rigidezarterial.

FUENTE: American Journal of Cardiology, online 24 de mayodel 2010.