Publicado: 21.01.2014 12:32 |Actualizado: 21.01.2014 12:32

"Estoy dispuesto a una huelga de hambre para conseguir la beca a la que tengo derecho"

Cinco estudiantes cuentan su situación debido al rechazo de esta ayuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las carrera de cientos de universitarios peligra después de que Educación les haya denegado la beca "a pesar de cumplir los requisitos",  como denuncia un grupo de Facebook que cuenta ya con más de 2.300 miembros. Ya sea por circunstancias económicas o por un cambio de residencia con motivo de estudios, muchos jóvenes necesitan esta ayuda para poder afrontar el curso. Ya han empezado a movilizarse y recoger firmas para pedir al Ministerio que "pague las becas a los universitarios". 

Cinco de estos jóvenes cuentan su situación debido al rechazo de esta ayuda.

Antonio Maldonado estudia Derecho en la Universidad de la Laguna, en Tenerife. El pasado 18 de diciembre, al abrir su correo, se encontró con la denegación de la beca que había solicitado por "falta de acreditación económica". El estudiante afirma que siempre ha adjuntado toda la documentación precisa, y le han dicho "que fue extraviada". Lo curioso del caso es que entre esos documentos le exigen la renta del año 2012 de su padre, que falleció en 2011, "es incoherente que me pidan algo así, y menos que sea motivo de denegación". Maldonado está en un umbral 1 y reside en un piso de alquiler por el que paga 200 € al mes. Contaba con que el Ministerio le aceptase tanto el pago de la matrícula, la cuantía fija ligada a la renta, la ligada a la residencia y la cuantía variable. En la notificación le aparecen todas denegadas a espera de esa "acreditación económica".

Educación le pide la renta de su padre, que falleció en 2011 El estudiante de la Universidad de la Laguna tampoco cuenta con el apoyo de su madre "nos abandonó cuando falleció mi padre, ella no aparece en mi unidad familiar y está justificado documentalmente" afirma Antonio, que sólo subsiste con una pensión de orfandad de 300 euros. En el ámbito académico destaca una media de 8, con cinco sobresalientes, por lo que ese tampoco puede ser el problema. "El año pasado me pasó lo mismo, me pedían la renta de mi padre ya fallecido, aunque por suerte, se terminó solucionado. No se puede consentir que tengan errores de este tipo, porque mientras se soluciona tengo que subsistir con 300 euros de los que 200 ya se me van en el alquiler, a este paso me concederán la beca cuando se termine el curso".

Ha decidido comenzar una huelga de hambre el próximo 27 de enero por temor a que esta vez no se la concedan y se vea obligado a abandonar sus estudios "no puedo empezar antes porque tengo exámenes, aunque me gustaría empezar el día 25, cuando Wert viene a La Laguna". La asociación de estudiantes Aeuco ha abierto una recogida de firmas , además de varias páginas de apoyo en las redes sociales para que se le conceda la ayuda que le corresponde.

Nuria Garrido ha creado el grupo en Facebook para denunciar este caso, y cuenta ya con más de personas. Empezó en navidad denunciando el caso de su hermana, Aida Garrido, una estudiante de tercero de Derecho y Administración de Empresas de Valencia a la que le han denegado la beca de residencia a pesar de tener que vivir fuera del domicilio familiar por motivos académicos, estar en un umbral 2 y tener un 7,8 de media. "Tanto mi hermana como yo somos estudiantes, siempre hemos recibido beca porque cumplimos todos los requisitos, pero este año a ella le ha llegado la famosa cuantía de 0 euros" afirma Nuria.

"Al comprobar por las redes sociales que mucha gente estaba en esta situación decidimos crear el grupo. Mi beca aún está en trámite, tengo las mismas condiciones económicas que mi hermana y una matrícula de honor en bachillerato, no sé que pueden reprocharnos". Denuncian que "es escalofriante" que jóvenes que han sido beneficiarios de esta ayuda pública durante años y con cuantías nunca inferiores a los 3000 euros, están recibiendo este año 0 euros, es decir, el Ministerio sólo se hace cargo la matrícula universitaria que se abona directamente a la universidad.

Además, como en el caso de Aida Garrido, denuncian que algunas de las notificaciones llegaron en plena navidad, en fin de semana y por la noche. "Para colmo, sólo tenemos 15 días naturales, en vez de hábiles, para poder presentar alegaciones, cuando la mayoría de las universidades están cerradas y no puedes ni pedir explicaciones", explica la joven.

Otro caso es el de Pablo Fernández Amiano, un estudiante de Antropología en Granada que también reside fuera de su domicilio familiar. El caso de Pablo es claro: una víctima de los recortes que Wert impuso en las nuevas condiciones para las becas. Está en el umbral 1 , por lo que le correspondería una beca de renta y otra de residencia, por vivir a más de 200 km de su domicilio familiar. Mínimo 3.000 euros entre las dos.

El día 26 de diciembre recibió una notificación en la que establecía que la cuantía era de 0 euros, una situación que le obliga a volver a su ciudad y dejar los estudios. Su "error" fue sacar un 6, 17 en selectividad, que con la fase específica le subía hasta un 8,9. A pesar de que esta nota le llegaba para entrar en su carrera, la nueva reforma de Wert establece que la calificación que deben sacar los estudiantes para poder obtener la ayuda es de un 6'5 con exclusión de la calificación obtenida en la fase específica. "Es increíble que lo único que miren sea eso, ya puedes vivir debajo de un puente que si no tienes un 6'5 sin la fase específica, que toda la vida ha sido un aprobado, no tienes derecho a estudiar".

El caso de Marta Morcuende aún está por resolver. La notificación de la resolución de la beca le llegó el sábado 21 de diciembre. "Me otorgaba la beca de matrícula y una cuantía fija de 0€, me decía que aún tenía que esperar la resolución de la parte variable, la cual no sabemos cuándo llegará ni con qué importe". Está en un umbral 2 de renta y su nota media es de un 7,5 "me correspondería la ayuda a la residencia ya que mi domicilio familiar se encuentra a unos 200km de mi centro de estudios. El problema es que cuando rellenamos la solicitud de la beca en la pregunta de si residías fuera del domicilio familiar te obligaban a responder que no si eras estudiante Erasmus, como es mi caso, entonces no te daban la opción de decir dónde ibas a vivir durante el curso", afirma Marta. "Aún así, en las bases lo que establecen es que la beca general y la beca Erasmus son perfectamente compatibles".

 Según Marta, la respuesta del Ministerio fue que los estudiantes Erasmus "no tenían derecho a la ayuda de residencia", a pesar de que no lo pusiese en ningún sitio de la publicación correspondiente en el Boletín Oficial del Estado e indistintamente de si tu beca Erasmus fuese de un semestre o de un curso completo. "Aunque sea difícil de creer, la excusa que me dieron en el Ministerio fue que la persona que estaba en España pagando el piso todo el año se lo merecía más que nosotros, que estábamos un cuatrimestre en otro país".

Marta denuncia la falta de información, dado que en la unidad de becas de la universidad le dijeron "que no sabían nada, que no ponía en ningún sitio que los Erasmus no pudiesen tener la ayuda a la residencia para el cuatrimestre que están en España, por lo que me recomendaron presentar la alegación con el contrato del piso".

El caso de Ana Rosa Núñez aporta esperanza a aquellos que aún no obtuvieron respuesta. Su notificación también anunciaba una cuantía fija de 0 euros, pero al acudir a reclamar a la unidad de becas de la universidad, le dijeron que si tenía todos los créditos aprobados, la justificación de vivir fuera del domicilio familiar y cumplía con el umbral, no era posible esta resolución. "Hice la reclamación y me dijeron que con toda seguridad se solucionaría".

Educación aseguró a este medio que no tiene constancia de estos rechazos y que cuando se envían las cartas de notificación de resolución de las becas, "se hace después de contrastar todo". "Siempre puede haber errores, para eso existen las alegaciones", se ha defendido su portavoz. Además, ha destacado que las notificaciones llegaron en navidad "para agilizar el proceso y no perder tiempo" y que los consejos de las universidades "estuvieron abiertos durante estas fechas", recalcando que también existía la reclamación "por vía telemática". En el caso de los Erasmus, Educación ha destacado que las becas ERASMUS son perfectamente compatibles con las ayudas a la residencia, aunque "la cuantía será inferior si no estás el curso entero en el país de origen".