Público
Público

Disputa entre Ucrania y Rusia afecta suministro de gas a la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rusia y Ucrania parecían estar muy lejos de llegar a un compromiso el domingo sobre una disputa por el gas que ha afectado los suministros para al menos cuatro países de la Unión Europea, mientras se enfrentan a las heladas temperaturas del invierno.

Polonia, Hungría, Rumanía y Bulgaria informaron de caídas en sus suministros después de que el monopolio exportador de gas ruso Gazprom suspendiera el bombeo del combustible para Ucrania el 1 de enero debido a una disputa contractual.

Alemania, la mayor economía de Europa, hasta el momento no ha registrado una disminución en su abastecimiento. La UE, que obtiene cerca de una quinta parte de su gas a través de los ductos que cruzan Ucrania, ha exigido el cumplimiento de los contratos por tránsito y suministro.

Pero las compañías de gas de Rusia y Ucrania intercambiaron acusaciones el sábado, indicando que la perspectiva de solución rápida al problema podría estar lejos.

Gazprom anunció que el presidente ruso, Dmitry Medvedev, aprobó su decisión de llevar a la compañía energética estatal de Ucrania, Naftogaz, ante un tribunal de arbitraje en Estocolmo por lo que considera un incumplimiento del contrato de tránsito de gas para Europa.

Naftogaz respondió diciendo que planea presentar una contrademanda dirigida a Gazprom si el gigante energético lo llevaba hasta el tribunal en Estocolmo.

Ucrania, en medio de una crisis económica, dijo que el alza del precio del gas propuesto por Gazprom la llevaría a una catástrofe humanitaria y advirtió sobre "serios problemas" para el tránsito de los suministros hacia la UE si la disputa no se resuelve en 10 ó 15 días.

Moscú sostiene que Kiev está robando gas destinado a Europa. Ucrania acusó a Rusia de usar un "chantaje energético" y de no suministrar suficiente gas para el funcionamiento apropiado del sistema de tránsito.

Una disputa similar interrumpió brevemente el suministro de gas para Europa hace tres años. La crisis provocó llamamientos para que la UE diversifique su sistema de abastecimiento del combustible, pero el bloque no ha podido terminar con su dependencia del gas ruso.

La Unión Europa ha convocado una reunión de emergencia de delegados el lunes para abordar la disputa, que nuevamente pone bajo un intenso escrutinio la reputación de Rusia como un proveedor confiable de gas.

Los lazos de Rusia con Occidente aún están tensos después de que Moscú se viera involucrado en un conflicto con Georgia en agosto, y algunas autoridades consideran que existe un paralelismo entre aquella situación y el trato que Rusia da a Ucrania.

Al igual que Georgia, Ucrania ha irritado al Kremlin con su iniciativa para unirse a la OTAN.