Público
Público

Disturbios contra ONU por brote de cólera afectan a Haití

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Joseph Guyler Delva

Manifestantes en Haití queculpaban a las tropas de Naciones Unidas por una epidemia decólera que ha dejado cientos de muertos atacaron el lunes a lasfuerzas de paz de la ONU en dos ciudades.

Un manifestante murió víctima de un balazo en losenfrentamientos y seis soldados de los cascos azules de la ONUsufrieron heridas.

La ONU atribuyó la violencia en Cap-Haitien y Hinche aagitadores políticos que se dice apuestan a provocar disturbiosde cara a las elecciones presidencial y legislativa fijadaspara el 28 de noviembre en el pais caribeño, que buscarecuperarse de un violento sismo que dejó miles de muertos.

En Cap-Haitien, la segunda ciudad haitiana más grande en lacosta norte, los cascos azules de la ONU fueron atacados abalazos por manifestantes y uno de estos murió cuando unsoldado abrió fuego en defensa propia, dijo en un comunicado lamisión de paz de la ONU en Haití (MINUSTAH por su sigla eninglés).

Las tropas de la ONU también usaron gases lacrimógenoscontra los manifestantes.

"La MINUSTAH reitera su firme compromiso de apoyar a lapolicía nacional haitiana para mantener el orden y la seguridaden el país para garantizar la continuación del procesoelectoral y la reconstrucción de Haití", señala el comunicado.

En Hinche, en la región central del país, hubo variosheridos -entre ellos algunos cascos azules- cuando losmanifestantes arrojaron piedras al atacar a las tropasnepalesas estacionadas allí.

Los soldados nepaleses han sido objeto de rumores de quefueron quienes propagaron la bacteria del cólera que desató unaepidemia que ya lleva un mes y ha matado a más de 900 personastras infectar a casi 15.000.

La misión de la ONU, que está ayudando en la reconstruccióndel país tras el devastador sismo ocurrido en enero, ha negadorumores de que las letrinas cercanas a un río en el campamentonepalés sean la causa del brote de cólera.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedadesde Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) indicaron quelas pruebas de ADN muestran que la cepa de cólera hallada enHaití está más relacionada con una preoveniente del sudeste deAsia.

Pero no ha localizado la fuente ni la relacionódirectamente con las tropas nepalesas, de quienes la ONU dicearrojaron resultados negativos en los análisis por laenfermedad.

Funcionarios y vecinos de Cap-Haitien dijeron temprano quecientos de manifestantes que gritaban consignas contra la ONUhabían prendido fuego barricadas y quemaron una comisaría.

"Toda la ciudad está bloqueada, los comercios y escuelashan cerrado, los autos han sido quemados. Es un caos aquí",dijo a Reuters Georgesmain Propheteun, un empresario local deCap-Haitien.

La epidemia de cólera ha infligido otra crisis a Haití, elpaís más pobre del hemisferio occidental, que luchaba porllevar adelante su reconstrucción tras un sismo que dejó más de250.000 muertos.

El miedo, la incertidumbre y el enojo se han multiplicadoen un país traumatizado por el terremoto, que destrozó porcompleto la capital de la isla y dejó a 1,5 millones depersonas sin hogar.

TEMORES POR SEGURIDAD

El Gobierno de Haití y los más de 12.000 soldados de loscuerpos de paz de la ONU han manifestado su determinación deseguir adelante con las elecciones del 28 de noviembre.

"La MINUSTAH insta a la población a seguir vigilante y nodejarse manipular por los enemigos de la estabilidad y lademocracia en el país", señaló la misión de la ONU.

Sin embargo, los violentos incidentes generaroninterrogantes sobre la seguridad para las elecciones, en lasque se eligirán al sucesor del presidente René Preval, los 99miembros del parlamento y a 11 de los 30 escaños del Senado.

Los analistas dicen que las elecciones podrían ser las másimportantes en la historia de Haití, pero muchos ven el caminohacia los comicios amenazado tanto por los riesgos de violenciade origen político como por los desafios humanitarios.

Joany Caneus, director de la policía para la región delnorte del país donde está ubicada Cap-Haitien, indicó que losmanifestantes incendiaron una estación de policía.

"Puede imaginarse cuán difícil es cuando no tenemos elrespaldo de las tropas de Naciones Unidas porque ellas mismasestán en dificultades", indicó a Reuters, y agregó que lasfuerzas de paz de la ONU en la ciudad habían solicitado a unapatrulla de policía que se colocara frente a sus cuarteles.

"Así que no sólo tenemos que proteger a la población, sinotambién a las tropas de la ONU (...) Estamos trabajando enmaneras de controlar la situación", dijo Caneus.

El mes pasado, en la ciudad de Saint-Marc -en el corazóndel brote de cólera-, manifestantes aparentemente temerosos decontagiarse la enfermedad interrumpieron el establecimiento deun centro para el tratamiento del cólera, quemando variascarpas.

Especialistas señalan que la vasta pobreza en Haití y lascondiciones sanitarias deficientes han sido factoresimportantes en el avance del brote, que ha afectado a seis delas 10 provincias del país. La última epidemia de cólera enHaití fue hace un siglo.

Pero los expertos dicen que es difícil establecer la fuentedel brote con certeza o determinar cómo reingresó al país trasuna larga ausencia.